África

Descubren una bacteria que evita el contagio del dengue

Científicos australianos han descubierto cómo evitar el contagio del dengue tras crear una inyección de una bacteria que, aplicado en los mosquitos 'Aedes aegypti', puede bloquear la transmisión del virus y ayudar a controlar la propagación de esta enfermedad.

"La característica principal que vimos fue su capacidad para reducir la transmisión del dengue hasta el punto de que el virus queda casi completamente abolido en el cuerpo del mosquito", ha señalado el autor principal y decano Facultad de Ciencias de la Universidad de Monash Scott O'Neill.

En la investigación, los científicos inyectaron las bacterias en más de 2.500 embriones de los mosquitos 'Aedes aegypti' que propagan la fiebre del dengue. Según han señalado, meses después de su nacimiento ya no contagiaban la enfermedad. O'Neill ha apuntado que la bacteria utilizada en este trabajo, conocida como Wolbachia, no se propaga en el medio ambiente, ni las madres pueden transmitirla a sus hijos a través de los huevos.

En este sentido, el científico ha señalado que otro logro obtenido a través de este sistema es que cuando un macho infectado se aparea con una hembra no infectada, los huevos resultante "eclosionan normalmente"lo que implica que la bacteria de la hembra es capaz de bloquear la infección del macho y que todos sus huevos tengan la bacteria Wolbachia, lo que se hará "cada vez más común con cada generación".

O'Neill ha apuntado que hay dos teorías para explicar por qué la Wolbachia es capaz de bloquear la absorción de dengue. Una, es que la Wolbachia estimula el sistema inmunológico del mosquito y lo protege de los virus como el dengue. Y la segunda es que la Wolbachia debilita el dengue en el interior del mosquito consiguiendo que el virus no tenga "fuerza"para imponerse naturalmente.

INFECTAR POBLACIONES SILVESTRES

Más de 50 millones de personas en más de 100 países enferman y 20.000 mueren cada año por la fiebre del dengue. Hasta ahora, la única forma de prevención de esta enfermedad era el control de las poblaciones de mosquitos a través de la eliminación de los criaderos
y los insecticidas.

El equipo de O'Neill dispuso para esta investigación de cerca de 299 mil mosquitos infectados del noreste de Australia. Ahora, buscan la aprobación para realizar el mismo estudio con mosquitos de Vietnam, Tailandia, Indonesia y Brasil, para ver si también se reducen las tasas de transmisión del dengue en las personas.