La CE quiere un IVA europeo y una tasa bancaria comunitaria

Reducirá así la dependencia de los presupuestos nacionales

El presidente de la CE, José Manuel Durao Barroso
El presidente de la CE, José Manuel Durao Barroso

Bruselas- La Comisión Europea (CE) presentó ayer su guía para los presupuestos comunitarios 2014-2020, en los que, rompiendo con sus llamadas a la austeridad de los Estados miembros, pedirá un incremento del 4,6% a las capitales para sus arcas, un total de 971.000 millones de euros, más otros 58.000 millones para proyectos no incluidos en los cálculos.
Este incremento se sitúa muy por encima de la inflación que un grupo de socios liderados por Reino Unido había marcado como límite, augurando una dura batalla con los Ejecutivos de los Veintisiete, con quienes ahora tiene que negociar, además de con el Parlamento Europeo. «Es una oferta muy buena, incluso para los contribuyentes netos», defendió ayer el presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso en la rueda de prensa.
Las grandes novedades en este periodo vendrán, sobre todo, por el lado de los ingresos. El Ejecutivo comunitario propone cortar parcialmente el cordón umbilical con los Estados miembros, de quienes recibe hoy más del 70% de los fondos, con la creación de un IVA europeo y una tasa para las transacciones financieras, la llamada tasa Tobin. A la espera de las propuestas legislativas que las materialicen, fuentes comunitarias indicaron a este diario que el objetivo es que este IVA europeo no suponga un incremento de precios.
Por el lado de los gastos, con alrededor de un 38%, la gran parte irá destinada a los llamados fondos de cohesión (376.000 millones de euros), con los que ahora también se fomentará la interconexión de la UE a través de vías de transporte, energía y telecomunicaciones, para terminar con las regiones aisladas, con un nuevo fondo de 50.000 millones adicionales. «Europa necesita inversión», clamó Barroso.
Un portavoz europeo indicó a LA RAZÓN que Galicia, Andalucía, Murcia y Castilla-La Mancha, seguirán recibiendo fondos al entrar en una nueva categoría de «regiones intermedias». Debido a su crecimiento, estas regiones habían dejado de tener derecho a recibir estos fondos.