Las emisiones de CO2 baten récords en 2010

El cambio climático no conoce la crisis. La Agencia Internacional de la Energía (AIE) alerta, de nuevo, sobre el exceso de emisiones de CO2: «Batimos un récord en 2010. Las emisiones previstas por la industria para el 2020 sobrepasan el 80 por ciento», explican en su comunicado oficial.

016nac31fot10

Los datos de 2009 eran optimistas ya que el incremento no superó el 5 por ciento. Pero la rebaja sólo fue un espejismo. «Este revés amenaza nuestras esperanzas de limitar a dos grados el calentamiento global», asegura Fatih Birol, alto ejecutivo de la AIE. La ONU se comprometió el año pasado en la Cumbre de Cambio Climático de Cancún a no superar esta temperatura. Para lograrlo, la emisión de partículas a la atmósfera debe limitarse a 450 partes por millón de dióxido de carbono. En 2000 ya se aproximaba (se contabilizaron 430 partes por millón). «El CO2 que lanzamos al aire tiene inercia,y, aunque parásemos, se mantendría un tiempo en la atmósfera. Por eso, hay que detenerlo cuanto antes», comenta Xavier Querol, investigador del CSIC y experto en Cambio Climático.

China e India, como afirma la AIE, están a la cola de la lucha contra el calentamiento global. La primera emitió casi 6 toneladas de dióxido de carbono; India, una tonelada y media, mientras que el conjunto de miembros de la OCDE no superó la decena. «El problema es que tenemos dos niveles de desarrollo: el occidental y el de los países en desarrollo. Los ciudadanos de los países ricos están muy implicados con el problema medioambiental y han variado sus conductas. Pero, los países emergentes no tienen en cuenta Kioto. Nuestra labor es desarrollar energías limpias y convencer a los gigantes asiáticos de que las utilicen. Pero no nos atrevemos», afirma Querol.

El carbón, a la cabeza
Los expertos vuelven a llamar la atención sobre el uso del carbón, ya que fue la mayor fuente contaminante en 2010, con un 44 por ciento. El petróleo y el gas lo acompañan, con un 36 y un 20 por ciento, respectivamente. El investigador del CSIC cree que «hay que desmitificar su uso», ya que sus reservas en China e India son inmensas. Teresa Ribera, secretaria de Estado de Cambio Climático, apoya el comunicado oficial: «El uso masivo del carbón es uno de los motivos de este incremento. Se come con creces los avances. Todos perdemos con ello», asegura a LA RAZÓN.

Tanto Querol como la Secretaria de Cambio Climático alertan sobre los problemas que acarrea el calentamiento de la Tierra. No sólo perjudica al cambio geológico, sino que también afectará a sus habitantes. «Las migraciones se van a recrudecer. Las zonas áridas se acentúan y sus poblaciones abandonarán el país para poder subsistir», según Querol. Para Ribera, estos movimientos afectarán especialmente a España. «Nuestro país es una zona de transición climática.Los procesos de erosión son constantes, así como las diferencias hidraúlicas.» Y se añade un problema mayor: «Nuestra situación geográfica también influye. Somos la frontera con África y si el calentamiento continúa, las presiones de nuestros vecinos se van a incrementar», expone Ribera. No obstante, el descenso de emisiones en nuestro país refleja el compromiso de España para fomentar las energías renovables. En Kioto nos comprometimos a reducir los gases al 12 por ciento. En 2007, emitimos un 52 por ciento, un índice que rebajamos hasta el 22 por ciento en 2010. «Estamos haciendo un esfuerzo importante», apunta Ribera.