Detienen a un matrimonio chino por abandonar a su hijo en casa

Llevaba al menos 45 minutos llorando sin parar. Estaba desnudo, en la terraza del segundo piso y con una foto de la madre en la mano. Sólo tenía tres años y los comerciantes de la calle Fuencarral, adonde da el balcón de la vivienda, marcaron el 091 alarmados por el llanto del crío.

La terraza da al número 23 de la calle Fuencarral. La Comunidad ha asumido la tutela del pequeño y de su hermano
La terraza da al número 23 de la calle Fuencarral. La Comunidad ha asumido la tutela del pequeño y de su hermano

«Cabía perfectamente entre los barrotes, pensábamos que se caía», asegura el dependiente de Gas, aunque fue el vigilante de seguridad de Diésel quien llamó a los agentes. Eran las 16:20 horas y los progenitores del menor, al parecer, se encontraban trabajando en un comercio cercano, en la calle Hortaleza. En cualquier caso, no estaban en casa. En la vivienda de la calle San Onofre, según fuentes policiales, se encontraba también su hermano mayor, de 13 años. «La Policía ha ido a buscarles y les han esposado aquí mismo», explica uno de los testigos. El Samur ha llevado al pequeño al hospital Niño Jesús para someterle a un chequeo. La Policía Nacional ha detenido al matrimonio por abandono de menor y la Comunidad de Madrid ya ha asumido la tutela de los dos menores, según la Jefatura Superior.