Pacto para renovar el TC con un año y medio de retraso

MADRID- El primer gran acuerdo de esta Legislatura entre socialistas y populares está a punto de formalizarse. Fuentes de Moncloa apuntaban ayer tarde que hoy será el día de su presentación en sociedad. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, pactaron en su primera reunión darse de plazo hasta final de este periodo de sesiones para proceder a las renovaciones pendientes en las vacantes institucionales.

Entre esas vacantes está el Defensor del Pueblo, el Tribunal de Cuentas, cuatro puestos en el Tribunal Constitucional (TC) y cinco juristas de la Junta Electoral Central (JEC). El acuerdo no fue posible para RTVE y ayer el Congreso designó como nuevo presidente de la Corporación del Ente Público al abogado del Estado Leopoldo González-Echenique, cerrándose así un periodo de interinidad que se arrastraba desde que en julio de 2011 dimitiera su antecesor, Alberto Oliart, tras menos de dos años en el cargo.

Fuera de la absorbente crisis económica, Rajoy se marcó como una de sus prioridades para este arranque de mandato el objetivo de romper con la agónica situación de interinidad que estaba afectando al funcionamiento de órganos muy importantes dentro del entramado institucional, en desequilibrio desde hace uno y hasta dos años.

El presidente y el jefe de la oposición han colocado los cimientos del acuerdo en varios contactos reservados, si bien la labor de levantar el «edificio» del acuerdo la ha llevado en primera persona la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría. Lógicamente, en la parte del pacto que afecta a la Justicia también ha intervenido e ministro del ramo, Alberto Ruiz- Gallardón; y el portavoz en el Congreso, Alfonso Alonso. Pero por el lado del Gobierno el peso lo ha asumido Sáenz de Santamaría, quien ejerce con plena autoridad de «mano derecha» del presidente Rajoy sin delegar en ninguna de las materias que la conciernen. Su interlocutor en el lado socialista ha sido la «número dos», Elena Valenciano.

De todas las vacantes pendientes de acuerdo, las más delicadas son las que afectan al TC. El Pleno ya no está integrado por doce miembros, como manda la Constitución, sino por once, desde el fallecimiento de Roberto García-Calvo en mayo de 2008. García-Calvo era cuota conservadora y la falta de consenso entre PP y PSOE impidió en la pasada Legislatura tanto su sustitución como la renovación de los cuatro magistrados del TC que corresponde al Congreso. La vicepresidenta ha intentado que el pacto se sustanciase sobre el perfil más técnico posible para corregir la imagen de politización que tanto daña la credibilidad del Alto Tribunal.

Ayer se reunió con el portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida para preparar la bilateral Estado-Cataluña.

 

Los otros relevos
TRIBUNAL DE CUENTAS
La última vez que se eligieron consejeros fue en 2001. Está pendiente de renovación desde que en noviembre de 2010 sus doce consejeros concluyeron su último mandato de nueve años. El hecho de que sus consejeros no tengan límite de mandatos ni para la jubilación ha plagado el Tribunal de veteranos. Casi treinta años lleva en la institución Ubaldo Nieto, de 81; el asturiano Juan Velarde, de 85, figura como consejero desde hace 20; Ciriaco de Vicente, de 75, lleva 21 años, y Rafael Corona y Manuel Núñez, de 78, llevan 10 años.

JUNTA ELECTORAL CENTRAL
Es el máximo órgano de la administración electoral y su misión principal es «velar por la transparencia y objetividad del proceso electoral». Se trata de la única estructura electoral que tiene carácter permanente, ya que se elige al inicio de cada legislatura, nada más constituirse el Congreso. De sus 13 integrantes, ocho son elegidos entre miembros del Supremo por sorteo. Los otro cinco son catedráticos de Derecho o de Ciencias Políticas y Sociología nombrados por el Gobierno.

DEFENSOR DEL PUEBLO
El cargo está pendiente desde que el Gobierno decidiera no renovar el mandato de su último presidente, Enrique Múgica.El Ejecutivo anterior se negó de manera recurrente a presentar su lista. Por ello, desde junio de 2010 ejerce en funciones la número dos, María Luisa Cava de Llano. El mandato de Múgica podría haberse prorrogado con el acuerdo del PP, pero el PSOE no quiso, quizá como consecuencia de que Múgica recurriese en el Constitucional el Estatut.