La cárcel de Mamertina a 360 grados y en internet

La cárcel de Mamertina, hoy en día Iglesia de San José de los Carpinteros
La cárcel de Mamertina, hoy en día Iglesia de San José de los Carpinteros

El Foro Romano, el museo a cielo abierto más importante del mundo, comienza a mostrar sus tesoros en internet. Y lo hace con una de sus mayores joyas, la cárcel Mamertina o «carcer Tullianum», el monumento de este complejo arqueológico mejor conservado y que fue utilizado como prisión de máxima seguridad desde los tiempos de los reyes de la Antigua Roma. Por sus celdas pasaron protagonistas de la historia como el legendario Vercingetórix, caudillo de los galos, y Yugurta, rey de Numidia. También tiene este lugar un gran valor religioso, pues es aquí donde, según la tradición, fueron recluidos los apóstoles San Pedro y San Pablo.

Subir y bajar escaleras
La Superintendencia para los Bienes Arqueológicos de Roma ha puesto en marcha una página web (archeoroma.beniculturali.it/carcer-tullianum/) a través de la cual se puede visitar la cárcel Mamertina a golpe de ratón. La experiencia es tan asombrosa como ilustradora. Gracias a 500 fotografías de altísima definición, que han sido ensambladas a la perfección, y a sesenta fichas informativas, se van descubriendo los detalles del monumento. El programa informático, diseñado por una empresa española, Indissoluble.com, permite abrir puertas, subir y bajar escaleras, dar giros de 360 grados y detenerse a admirar el pavimento de mármol o los colores de los frescos que a simple vista resultarían casi imperceptibles. El resultado de la visita virtual es excelente: resulta casi tan palpable como si estuviéramos en el monumento acompañados de un sapiente guía.

Este proyecto, que estará pronto disponible en cinco idiomas, entre ellos el castellano, pretende apasionar tanto a los turistas que amen estos temas como a los estudiosos y expertos. De hecho, la cárcel Mamertina es un monumento que, pese a su edad, no ha sido conocido con profundidad hasta hace bien poco. Las investigaciones arqueológicas sólo se han realizado en la época contemporánea y de hecho ha habido excavaciones hasta el año pasado. Entre otros descubrimientos recientes, destaca el hallazgo de tres sepulturas que conservan esqueletos que datan de los siglos IX y VIII antes de Cristo.

Además de la cárcel Mamertina, en la visita virtual también puede admirarse la iglesia de San José de los Carpinteros, construida sobre la antigua prisión en el siglo XVI. También se puede echar una ojeada al Foro y detenerse a contemplar otros de sus monumentos, como el templo de Saturno, la Curia Giulia, donde tenía su sede el Senado romano, la basílica Emilia, el templo de César o el arco de Augusto.

La cárcel Mamertina está formada por dos partes: el Tullianum, la zona más profunda, y el piso superior, que data de la época republicana, el «carcer». Sobre estos dos niveles se levanta la iglesia de San José de los Carpinteros. Todo el conjunto se sitúa en la falda de la colina de Capitolio. Sirvió durante siglos como prisión, hasta que perdió este uso en el siglo VII y, según los estudiosos, comenzó entonces la leyenda de que San Pedro y San Pablo habían sido encerrados en este lugar.

 

La prisión de San Pedro y San Pablo
Fue el Papa San Silvestre I quien, según la tradición, hizo de la cárcel Mamertina una iglesia a principios del siglo IV, asegurando que allí habían sido recluidos San Pedro y San Pablo. A ambos les dedicó la parroquia, en la que milagrosamente empezó a brotar agua, con la que los apóstoles bautizaron a sus carceleros y a varios reclusos. Las excavaciones han hallado restos de agua en el pasado.