El Poder Judicial expulsa al juez De Urquía por aceptar sobornos

La Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha expulsado este martes de la carrera judicial al juez de instrucción de Marbella (Málaga) Francisco Javier de Urquía, al hacer efectiva la condena a 17 años de inhabilitación que le ha sido impuesta por dejar en libertad a tres imputados de la "operación Hidalgo"tras pedirles y recibir un soborno a través de un amigo.

De Urquía ya había sido condenado anteriormente por pedir y aceptar la compra de su vivienda -valorada en 73.800 euros- por parte del exasesor de Urbanismo de Marbella Juan Antonio Roca, a cambio de favorecerle judicialmente.

Los cinco vocales de la Comisión Permanente –Carlos Dívar, Antonio Dorado, Almudena Lastra, Manuel Almenar y Margarita Robles- han acordado la expulsión de De Urquía en la reunión que han mantenido este martes, según informaron desde del CGPJ.
Las mismas fuentes explicaron que la expulsión de la carrera judicial de De Urquía sólo será efectiva por un periodo de 10 años, ya que las penas de inhabilitación no son acumulables, por lo que se aplica la de mayor entidad. El juez de Marbella fue condenado a 10 años de inhabilitación por un delito de prevacicación y a otros siete años por un delito de cohecho.

SEGUNDA EXPULSIÓN

El Consejo ha expulsado al juez de Marbella después de que hace dos semanas apartara de la carrera judicial a Baltasar Garzón por la condena a 11 años de inhabilitación que le fue impuesta por intervenir las conversaciones que mantuvieron en prisión los presuntos cabecillas del "caso G~rtel"con sus abogados.

En esta ocasión, los vocales de la Comisión Permanente del CGPJ han ejecutado la sentencia dictada el pasado 28 de febrero por el Tribunal Supremo, que condenó a De Urquía a dos años de cárcel y a 17 de inhabilitación por delitos de cohecho y prevaricación.

El Alto Tribunal consideró probado que De Urquía, como titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Marbella e instructor de la "operación Hidalgo", solicitó a través de un amigo un total de 60.000 euros a Azam Khan, uno de los imputados en la causa, a cambio de dejarle en libertad junto a su mujer y a uno de sus sobrinos. El Supremo, aun así, rebajó de 54.000 a 9.125 euros la multa impuesta al hasta ahora juez, al concluir que el delito de prevaricación que cometió no tuvo carácter continuado.

READMISIÓN EN LA CARRERA

Se da la circunstancia de que el propio Tribunal Supremo ordenó en diciembre pasado al CGPJ la readmisión en la carrera judicial de De Urquía en relación con la condena a dos años de prisión que le fue impuesta en 2009 por pedir y aceptar la compra de su vivienda -valorada en 73.800 euros- por parte del exasesor de Urbanismo de la localidad, Juan Antonio Roca, a cambio de favorecerle judicialmente.

El juez de Marbella fue suspendido y perdió su destino en abril de 2009 tras ser condenado por el Alto Tribunal. La Comisión Permanente del CGPJ habciacute;a rechazado en junio de 2009 el reingreso de De Urquía en el servicio activo, una decisión ratificada por el Pleno del Consejo en febrero de 2010.