Castilla y León sigue hoy en alerta por bajas temperaturas

El frío y el hielo impiden que 1.600 escolares vayan a clase

Palencia- ‘Mini puente' para alrededor de 1.600 alumnos de Infantil, Primaria y Secundaria de las provincias de Palencia, León y, especialmente, Burgos, que ayer tuvieron que adelantar su descanso de fin de semana al no poder asistir a clase por el frío siberiano, la nieve y el peligroso hielo presente en las carreteras de acceso a los municpos afectados.
La mayor parte de estos escolares eran de la provincia de Burgos (1.262) que estudian en colegios de varios municipios como Medina de Pomar, Ibeas de Juarros, Villadiego, Treviño o Espinosa de los Monteros, entre otros. En Palencia, la zona más afectada fue de la Montala Palentina y la que se sitúa entre las localidades de Aguilar de Campoo y Herrera de Pisuerga, donde 325 alumnos no pudieron ir a clase. De hecho, hubo numerosos problemas ee circulación en la N-627 en Aguilar de Campoo, en la A-62 a la altura de Herrera de Valdecañas, y en la P-210 en Velilla del Río Carrión por la nieve y el hielo. Además, numerosos camioneros tuvieron que permanecer detenidos detenidos durante varias horas en las cercanías de la localidad cántabra de Reinosa, en el límite con Palencia, esperando a que mejorara el tiempo al cubrirse de nieve la A-67, que une Cantabria con Castilla y León a consecuencia de una ola de frío siberiano que está afectando a toda la Península Ibérica.
Mientras que en la provincia de León, faltaron a clase medio centenar de alumnos de cuatro colegios de las localidades de Cistierna, Boñar y Riaño.
Y es que los castellanos y leoneses están soportando temperaturas muy gélidas que además se agravan con al fuerte viento reinante de hasta 80 kilómetros por hora en algunas zonas. Durante la madrugada de ayer, se alcanzaron los once grados bajo cero en algunos puntos de la provincia de Soria, en Salamanca capital se llegó a 8,2 grados negativos y en Burgos se registraron durante la jornada temperaturas de 5 bajo cero de mínima y 1 bajo cero de máxima, aunque la sensación térmica alcanzó los 10 bajo cero a causa de ls ráfagas de aire.
Una ola que permanecerá con nosotros durante este fin de semana. La Agencia de Protección Civil de Castilla y León alerta de furtes nevadas hoy sábado en la provincia de Burgos, mientras que mañana domingo la nieve hará acto de presencia en Soria, León, Palencia, Segovia y Ávila, con temperaturas que en zonas de montaña serán de hasta doce grados bajo cero.
Aún así, a partir de mañana, se espera una tregua en los termómetros gracias a la llegada de un frente atlántico, que provocará una subida de las temperaturas de entre tres y cuatro grados. Si bien, este fenómeno, lo que provocará es el incremento del riesgo de nevadas en la Comunidad como consecuencia de una mayor humedad.


Fin de semana para quedarse en casa
Debido a las bajas temperaturas que se esperan durante todo este fin de semana, Protección Civil desaconseja para las próximas horas la práctica de cualquier actividad al aire libre que implique la circulación o travesía por zonas de montaña. La agencia recuerda la importancia de revisar la instalación de los aparatos de calefacción de gas, teniendo especial cuidado en no obstruir ni tapar las rejillas de ventilación con ningún objeto, para prevenir de esa manera intoxicaciones por gas. También recomienda evitar desplazamientos en carretera salvo que sea estrictamente necesario. Y de hacerlo, que lleven el depósito de combustible lleno, ropa de abrigo y las cadenas preparadas. En definitiva, un fin de semana para estar tranquilo en casa y disfrutar de la familia y los amigos en el calor del hogar.