Pontevedra: ruta de salud por las Rías Baixas

Con seis villas termales y diez balnearios activos, Pontevedra presume de la mayor oferta turística termal. Además de coquetos pueblos y tranquilas playas, la zona cuenta con numerosos establecimientos con sello de calidad 

Pontevedra: ruta de salud por las Rías Baixas
Pontevedra: ruta de salud por las Rías Baixas

Tan sólo con nombrar Galicia la imaginación se dispara. Como si de un cómic se tratara, de nuestra cabeza nace una nube en la que se suceden imágenes de suculento marisco, verdes paisajes, tranquilas playas... Ese lugar tiene nombre propio frente al inmenso Océano Atlántico. De las cuatro provincias gallegas, Pontevedra es la que ofrece un mayor número de horas de luz, clima suave, playas de fina arena y sutiles montañas.

Paisaje único en el que el mar se funde con las aguas dulces de los ríos, las Rías Baixas de Pontevedra regalan al viajero un rico contraste de colores entre el azul del océano y el verde de las montañas. Pero si hay algo que no debe perderse es, sin duda, el atardecer, cuando los últimos rayos de sol tiznan de naranja y rojizo cada detalle del paisaje. Si tiene la oportunidad de contemplar el crepúsculo desde la playa de Rodas, en las Islas Cíes, la experiencia se convierte en inolvidable. No es para menos, pues este arenal ha sido considerado como el más hermoso del mundo por el diario británico The Guardian. por la costaAunque las localidades de Vilagarcía de Arousa y Panxón se han convertido en populares centros de veraneo por méritos propios, puestos a realizar una ruta por estos lares, no debe faltar la parada en pueblos como Baiona, Hio, Cesantes, Combarro, Sansenxo, La Toja o Noia. La villa más sureña, Baiona, fue el primer pueblo al que arribó La Pinta el 1 de marzo de 1493 con noticias del Nuevo Mundo. Hoy, emplazada en una ancha bahía, la localidad conserva retazos de historia que no hay que perderse, como las murallas o la colegiata de Santa María. Por su parte, Combarro, pintoresco pueblo de pescadores, permite al viajero admirar muestras de la arquitectura gallega, pues cuenta con hórreos (típica casa) a orillas del mar. Si lo que busca es descansar, en Pontevedra lo tiene fácil, ya que la provincia aglutina la mayor oferta termal de España, con seis villas termales, 10 balnearios activos y 2.715 plazas directas de turismo termal. Spas, balnearios y centros de talasoterapia salpican la geografía de las Rías Baixas, aunque su mayor exponente está en La Toja, una pequeña isla cubierta de pinos y unida a tierra firme por un puente.

Los amantes de la naturaleza tienen razones de peso para sacar el máximo partido a estas tierras gallegas. Las Rías Baixas poseen un valioso patrimonio natural que abarca entornos naturales como el Parque Nacional de las Islas Atlánticas, el Parque Natural de Monte Aloia, el Monumento Natural de la Fraga de Catasós o el Humedal Umia-O Grove. En pleno contacto con la naturaleza, el viajero puede, simplemente, disfrutar del momento. Será sencillo, pues basta con caminar a paso lento mientras se escucha el murmullo de la fauna que por aquí habita. Si hay tiempo para más, merece la pena realizar una ruta a caballo o un relajado itinerario a pie.El buen sabor de boca lo pone la gastronomía, a base de pescados y mariscos, carnes procedentes del interior y suaves vinos con Denominación de Origen.

Pionera en calidadEl presidente de la Diputación de Pontevedra, Rafael Louzán, y el vicepresidente provincial y presidente de Turismo Rías Baixas, José Manuel Figueroa, han entregado a 103 empresas y organismos de la provincia los distintivos de calidad del Sistema Integral de Calidad Turística en Destinos. Además, las Rías Baixas, con más de 600 kilómetros de costa y más de 100 playas, cuentan con un total de 52 banderas azules: 49 playas y tres puertos deportivos. Así, Pontevedra se convierte en la provincia con mayor número de playas con banderas azules de España, lo que pone de manifiesto el cuidado de la región por el desarrollo sostenible.