De una vida de pleno lujo a una cárcel con comodidades

De una vida de pleno lujo a una cárcel con comodidades
De una vida de pleno lujo a una cárcel con comodidades

barcelona- Imputados por apropiación indebida y tráfico de influencias por el caso del Hotel del Palau, Fèlix Millet y Jordi Montull ingresaron anteayer en prisión al considerar la juez de Instrucción número 10 de Barcelona que existe riesgo de fuga y pueden influir en otros testigos o imputados. Así, el ex presidente del Palau y el que fue su mano derecha entraron por la noche en la Modelo. Pero, sobre las 23.00 horas, fueron trasladados alegando «problemas de salud», al centro penitenciario Can Brians 2, en Sant Esteve Sesrovires, según fuentes judiciales. El cambio no fue baladí.En la Modelo, ubicada en Barcelona y en pleno proceso de desmantelamiento, los presos –la mayoría preventivos– se hacinan en las celdas. No hay espacio y la infraestructura está dañada. Cabe recordar que la cárcel tiene más de 100 años. De hecho, Fèlix Millet conoce sus paredes ,ya que fue encerrado en ella en 1983, acusado de estafa y apropiación indebida por el caso Renta Catalana. Sin embargo, Can Brians 2, inaugurada en el año 2007, cuenta con más y mejores instalaciones, como una piscina al aire libre, pistas de squash y de baloncesto, entre otras. Cada una de las 72 celdas del centro penitenciario acoge a «sólo» dos presos y están provistas de cama, lavabo, váter e, incluso, ducha. Además, los presos pueden socializarse en salas de estar, aulas educativas y talleres ocupacionales.Fue Can Brians 2 la que albergó a los imputados en el «caso Pretoria», tras su paso por la prisión de Soto del Real (Madrid). De momento, los acusados están a la espera de ser examinados, en el módulo de ingresos, para ocupar sus respectivas celdas. A principios de la próxima semana, sus letrados recurrirán el auto de prisión, aseguró ayer el abogado defensor de Jordi Pina.