Actualidad

José Sacristán: «La culpa de la crisis la tiene la izquierda»

José Sacristán no tiene un Premio Donostia, ni siquiera un Goya, pero es tan inmenso dentro como fuera de la pantalla. Compite junto a Javier Rebollo con una «road movie» argentina tan provocadora como la monótona voz en off que domina la cinta.

-Después de tiempo sin pisar un estudio se ha embarcado en dos proyectos arriesgados, «Madrid 1987» y este…
-Tenía tantas cosas en teatro que tenía que surgir una oferta muy potente. Hasta que aparecieron el loco de David Trueba y Javier Rebollo con dos propuestas muy distintas: la una de dos tipos desnudos en un baño que sueltan una media de seis folios por sesión de rodaje y esta me lleva a trabajar a 6.000 kilómetros para rodar en todo el día una frase: «Te voy a matar».

-¿Qué advertencia haría a un espectador medio que entre a ver esta película porque vean su cara en el cartel y se encuentren con algo tan poco convencional?
-Una recomendación: no pierda de vista todo lo que hay de humor y ternura aunque la estructura narrativa no sea habitual.

-¿Cómo lleva que a esta edad le hayan pedido dos desnudos integrales?.
-Fui el primero en enseñar el culo en este país, en «Sex o no sex» (1974) con Carmen Sevilla. No se veía apenas, era muy rápido. Ahora he confiado en la prudencia de los dos directores para no caer en el ridículo.

-Rebollo es una «rara avis» en el cine español, ¿también en el set?
-Coincidimos en muchas cosas, pero llegó un momento en que consideramos que era mejor no continuar con los ensayos, porque me fastidia cuando en el trabajo previo empieza a asomar cierta pedagogía… Mi método de trabajo es mitad Stanilavsky mitad la Niña de los Peines.
-Protagonizó una película ahora tristemente de actualidad: «Vente a Alemania, Pepe».
-Lo he pensado muchas veces. Lo que está pasando en este país es lamentable. Me duele doblemente porque gran parte de la responsabilidad de lo que pasa la tiene la izquierda que ha estado mirando mucho tiempo hacia otro lado. No es que lo esté haciendo mal el señor Rajoy, es que hemos llegado a una confrontación bélica, la relación de fuerzas es tan desigual que no sé cómo vamos a salir de ésta. El referente se ha desdibujado. Tras la muerte de Carrillo, Alfonso Guerra dijo: «No es que las generaciones sean peores, es que antes los mejores estaban en política». A mí me han puesto con los de la Zeja y yo no he votado nunca al PSOE, ni los voy a votar.
 

Publicidad