Blanca Marsillach: «Todos somos chorizos en potencia» por Amilibia

Profesión: actriz y productora. Nació: en 1966, en Barcelona.Por qué está aquí: produce el musical infantil «El toro y el banquero» sobre la energía sostenible, con el patrocinio de Citroën.

Blanca Marsillach: «Todos somos chorizos en potencia»; por Amilibia
Blanca Marsillach: «Todos somos chorizos en potencia»; por Amilibia

–Produce el musical «El toro y el banquero». ¿Va por Mario Conde?
–Ja, ja, ja. No. A mí Mario no me cae mal. Es guapo y tiene un toque canalla. Me gustan los canallas. Y así me va.
–¿Qué le hace el toro al banquero?
–Mimitos. No le embiste: es un toro listo.
–¿Y el banquero al toro?
–Le desahucia de la dehesa por la hipoteca. No le valen los mimitos.
–¿Los bancos nos torean?
–Sí, por la izquierda y por la derecha.
–Decía Bertolt Brecht que es más grave fundar un banco que robarlo...
–Robarlo es más divertido. Debe dar un subidón de adrenalina...
–¿Por qué no prueba?
–No tengo un buen sistema, pero todo se andará, ja, ja, ja. Todos somos chorizos en potencia. No lo hago por si me descubren: se pasa fatal.
–Lo dice como si hubiera tenido alguna experiencia...

–Nos pillaron robando en El Corte Inglés de Generalísimo a mi hermana, al hijo de nuestro padrino y a mí. Fue una chiquillada. Éramos unos críos.
–¿Fue divertido?
–Al principio, luego lo pasamos muy mal. Yo le decía a mi hermana: «Miente, miente, no digas que somos Marsillach».
–Fue precoz, rebelde, hizo muchas locuras. ¿Ahora ya no?
–Sólo las necesarias. Aún tengo capacidad y ganas, pero me controlo.
–Dice que los hombres son cobardes y poco imaginativos...
–En parte, porque está en su ADN; luego viene la educación protectora de las madres.
–Es catalana. ¿Votaría «sí» a la independencia de Cataluña?
–Votaría «no». A mí me gusta España y hablar español. Los catalanes separatistas tendrán sus razones, pero a mí me gusta una España unida.
–Boadella se declara traidor a Cataluña. Hábleme de sus traiciones...
–Yo me he traicionado mucho a mí misma, lo reconozco, soy consecuente. Siempre he querido estar donde no estaba.
–Afirma Bunbury que todos mienten en las entrevistas. ¿Usted...?
–Muy poco. La verdad me parece un desafío. Y también da subidón.
–«Si dices la verdad, no tendrás que acordarte de nada» (Mark Twain)