El PP urge a Mas a aparcar los recortes y centrarse en gobernar

Pasan los días y el equipo de Artur Mas sigue sin dar detalles sobre el plan de reajuste para rebajar el déficit del 3,6 por ciento actual al 1,3 por ciento que fija el Estado para 2012. El plan continúa sobre una mesa del Ministerio de Economía, que es quien debe dar el visto bueno.

Sánchez-Camacho escucha las explicaciones del alcaldable del PP por Tarragona, Alejandro Fernández
Sánchez-Camacho escucha las explicaciones del alcaldable del PP por Tarragona, Alejandro Fernández

Mas es reacio a dar detalles antes de que el Gobierno le dé luz verde, pero la paciencia de los populares se agota. Ayer, la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, echó en cara a Mas que «sólo anuncia recortes», pero «ni gobierna, ni genera confianza ni credibilidad».

60 días en marcha

Casi 60 días después de que el Govern echara a andar, «no conocemos ninguna medida económica ni social que genere confianza a las empresas, a los trabajadores o a las familias catalanas», lamentó Sánchez-Camacho.

La presidenta del PP catalán instó a Mas y a su ejecutivo a tomar nota del PP que ya ha registrado un paquete de iniciativas en el Parlament dirigidas a incentivar la economía, como la ley de estabilidad presupuestaria o propuestas para rebajar impuestos, como el de transmisiones, donaciones y actos jurídicos documentales, así deducciones para quienes pagan un seguro médico privado. Ésta última propuesta ha reabierto el debate que puso sobre la mesa el segundo informe que el presidente del Colegio de Médicos, Miquel Vilardell, elaboró por petición de la ex consellera Marina Geli, para diagnosticar las dolencias del sistema sanitario. La medida plantea el siguiente dilema, por un lado, se descongestionaría la Seguridad Social, pero, por otro, se corre el riesgo de privatizar la sanidad pública.

Sánchez-Camacho, que ayer viajó hasta Tarragona para apoyar al alcaldable del PP, Alejandro Fernández, avisó al PSC que son los populares y no los socialistas quienes están haciendo el papel de líderes de la oposición.