Ciclismo

Basso doma el Zoncolan

Basso doma el Zoncolan
Basso doma el Zoncolan

Ivan Basso no podía soltar las dos manos del manillar. El Zoncolan, una de las montañas más exigentes de este Giro, lo había elegido como ganador. Pero una cosa es que fuera el elegido y otra que le sobraran las fuerzas. Llegaron to- dos los favoritos juntos a las primeras cuestas y la selección se hizo sin necesidad de ataques. Se marcharon por delante Basso, Evans y Scarponi. Sin forzar, sólo con su ritmo. El Zoncolan no entiende de trabajo de equipo. Cada uno avanza como puede, sentado como Basso, o en pie, como Evans. Esfuerzos que parecen inútiles, porque la montaña siempre gana y parece que el esfuerzo es por no retroceder en lugar de por avanzar. Corrían en paralelo, no había rueda que seguir ni aire del que protegerse.El primer derrotado fue Scarponi. Evans resistía al lado de Basso. Pero el italiano, sin darse cuenta, se fue quedando solo. Miró a su lado y el australiano ya no estaba. Su único rival ya era la montaña. Peleó con ella, sumando segundos en contra de sus adversarios. Evans llegó 1:19 detrás. Scarponi, 1:30 y Sastre, 2:44. El español había sido de los primeros en descol- garse, pero después, a su ritmo, fue recogiendo cadáveres por el camino. Hasta que superó a Nibali, el ganador del sábado. Arroyo sufrió para llegar a 3:50, pero conserva la «maglia» rosa, con 2:35 de ventaja sobre Richi Porte, 3:33 sobre Basso y 4:21 sobre Carlos Sastre.