Airbus logra un nuevo récord y vende 730 aviones en cuatro días

Airbus ha rentabilizado con creces el salón Aeronáutico de Le Bourget. El fabricante aeronáutico europeo cerró ayer la carrera de firma de contratos con récord de pedidos, para 730 aviones por un valor de 72.200 millones de dólares (50.100 millones de euros) en cuatro días.

El A380 ha sido una de las sensaciones del Salón Aeronáutico de Le Bourget
El A380 ha sido una de las sensaciones del Salón Aeronáutico de Le Bourget

La última operación marcó también un récord por ser la mayor compra por número de aeronaves Airbus, con 200 ejemplares del A320neo adquiridos por la compañía AirAsia, de Malasia, por un valor de 18.200 millones de dólares (12.900 millones de euros al cambio actual). «Ha sido la mejor feria» de la historia para Airbus, destacó en una conferencia de prensa el presidente de la compañía, Tom Enders, que puso el acento en los pedidos para 667 unidades de la nueva versión de la familia de aviones de un solo pasillo, el A320neo.

Con el éxito sin precedentes de esa mejora de los populares Airbus de un solo pasillo, que permitirá un ahorro de carburante del 15% respecto a los actuales A320 en servicio, la cartera de pedidos del A320neo –lanzado comercialmente en diciembre pasado– suma un total de 1.029 unidades. Enders señaló que ante esas cifras están estudiando incrementar la cadencia de producción de su familia de aviones de un solo pasillo, pero descartó que se vayan a convertir encargos del A320 convencional en el modelo mejorado.

A ese respecto, insistió también en que los A320neo se entregarán a los clientes que los han comprado a partir de 2015. El presidente de la principal filial del gigante europeo EADS reiteró sus proyecciones de que no habrá saltos tecnológicos que hagan pertinente la jubilación del A320 al menos hasta la segunda mitad de la próxima década. Del total de los 730 aviones de los pedidos recibidos por Airbus en los cuatro días de la feria, 418 correspondieron a encargos firmes, por un valor de 44.000 millones de dólares (31.000 milones de euros, y los 312 restantes -valorados en 19.900 millones- fueron «memorandos de entendimiento» para su adquisición que están pendientes de formalización).