Las organizaciones agrarias denuncian el aumento de los robos en el campo

Animales, motores, tuberías y componentes de cobre, entre los productos más codiciados.

Las organizaciones agrícolas marcharon conjuntamente el año pasado para denunciar el desinterés del Gobierno por los problemas del campo
Las organizaciones agrícolas marcharon conjuntamente el año pasado para denunciar el desinterés del Gobierno por los problemas del campo

Desde Ávila, Madrid, las provincias de Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Aragón, Cataluña, Galicia o Extremadura, por citar tan sólo algunas comunidades autónomas, se multiplican las denuncias de los agricultores y ganaderos y de sus organizaciones representativas sobre el aumento de los robos y los ataques en las explotaciones agrarias.

Y es que la inseguridad se ha convertido en uno de los principales problemas que hay en el medio rural, que se ha venido a sumar a otros como las importantes diferencias entre precios en origen y en destino, o a la inquietud que generan los próximos cambios en la Política Agraria Común (PAC).

Reforma penal
Desde las organizaciones agrarias se pide al ministro del Interior un incremento de los medios humanos y materiales para combatir la oleada de robos y de atracos. Asimismo han solicitado a los principales grupos parlamentarios que se cambie el Código Penal con el fin de que los autores de las faltas o delitos no entren por una puerta y salgan por la otra.

Durante los últimos meses han aumentado los robos de motores, tuberías y, especialmente, todo aquello que tenga cobre entre sus componentes. Otro tanto ha sucedido con los hurtos de los productos del campo en temporada, desde la aceituna hasta la fruta dulce o las uvas pasando por los cítricos.

También se han disparado los ataques a los animales en las explotaciones ganaderas. La pasada semana se produjeron varios en la comarca de La Moraña en Ávila y en una de ellas los ladrones sacrificaron una veintena de cerdos que luego se llevaron.

Por este motivo se multiplican las denuncias y las quejas, mientras que en algunas zonas de la geografía se han llegado a organizar patrullas por parte de los mismos agricultores y ganaderos con el consiguiente riesgo.

Por otro lado, el Grupo Parlamentario Popular en el Congreso de los Diputados presentó la semana pasada una Proposición no de Ley sobre las medidas a tomar para evitar los robos y la inseguridad en el campo.