Rajoy Aguirre y Gallardón arropan a Cospedal como candidata

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, será proclamada candidata a la Presidencia del Gobierno de Castilla-La Mancha este sábado, en un acto que se celebrará en el Palacio de Congresos de Albacete, tierra en la que creció.

Cospedal, que es presidenta del PP en Castilla-La Mancha desde 2006, estará arropada en esta 'puesta de largo' como cabeza de cartel por el presidente del PP, Mariano Rajoy, y otros miembros de la dirección nacional.

Se trataría de la sexta ocasión en estos tres meses que el líder del PP se desplaza a esta Comunidad para acompañar a Cospedal, un dato que revela la importancia estratégica que el Partido Popular le da al resultado en esta región.

De este modo, Rajoy será el encargado de clausurar el acto de presentación de Cospedal como candidata a la Presidencia de la Junta de Castilla-La Mancha.

En el acto, que comenzará a las 11.00 horas, intervendrán, además de Rajoy y Cospedal, el secretario general del PP castellano-manchego, Vicente Tirado; la candidata a la Alcaldía, Carmen Bayod; el presidente provincial del PP, Marcial Marín; y el presidente regional de NNGG, Paco Núñez.

También acudirán los tres vicesecretarios, Ana Mato (Organización); Javier Arenas (Política Territorial) y Esteban González Pons (Comunicación); así como los dos portavoces parlamentarios en el Congreso y en el Senado, Soraya Sáenz de Santamaría y Pío García-Escudero, respectivamente; y el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón; y la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre.

Un día antes del acto de Albacete, al que acudirán centenares de militantes del partido, el Comité Electoral Nacional del PP ha acordado por unanimidad designar a Cospedal como candidata a la Presidencia del Gobierno de Castilla-La Mancha.

Valor simbólico

Ua victoria del PP en Castilla-La Mancha tendría un gran valor simbólico, ya que Cospedal es la 'número dos' del PP y se convertiría en presidenta de una comunidad autónoma que ha estado gobernada por los socialistas desde 1983, primero con José Bono al frente y ahora con José María Barreda.

En Castilla-La Mancha hay una ley electoral, hecha según los 'populares', a medida de los socialistas, ya que en cuatro circunscripciones --Cuenca, Toledo, Guadalajara y Albacete-- se reparte un número par de escaños. De manera que en caso de empate, la mayoría se decidiría en Ciudad Real, donde se juegan 11 escaños. Además, se trata de una circunscripción en la que históricamente han ganado los socialistas.

Sin embargo, los 'populares', además de aspirar a ser la primera fuerza política en Ciudad Real, confían en romper el empate a escaños en Toledo y Guadalajara, consiguiendo una diferencia en votos y porcentaje que les lleve a tener dos escaños más que el PSOE en cada una de esas dos circunscripciones.