El Corredor Mediterráneo aumentaría en un punto y medio el PIB de la Región

La Asociación Ferrmed y Valcárcel se reunirán en Bruselas a principios de 2011 para impulsar ante Europa la iniciativa.

Ángel Martínez, Juan Amorós y Ramón Luis Valcárcel durante la reunión de ayer en el Palacio de San Esteban
Ángel Martínez, Juan Amorós y Ramón Luis Valcárcel durante la reunión de ayer en el Palacio de San Esteban

MURCIA- El Corredor Mediterráneo entra en su fase decisiva para que los organismos europeos lo incluyan como una parte indisoluble de la red ferroviaria transeuropea. Es por esto, que se hace necesaria la actuación conjunta y decidida de todos los entes implicados. Uno de ellos es la Asociación Ferrmed que hoy celebra su Junta General Extraordinaria en la Autoridad Portuaria de Cartagena. El presidente de Ferrmed, Juan Amorós, y su homólogo territorial de la CAM en la Región, Ángel Martínez, mantuvieron en la tarde de ayer un encuentro con el presidente de la Comunidad, Ramón Luis Valcárcel, para darle a conocer la situación del proyecto y los beneficios que su ejecución redundaría.
Los datos que se manejaron no pueden ser más que calificados como óptimos. Desde un prisma regional, Amoros indicó que la construcción del Corredor supondría un incremento del Producto Interior Bruto (PIB) de la Región en un punto y medio con una prolongación en el tiempo de una década. Además, en términos ahorrativos el presidente de Ferrmed señaló que se estima que entre 2016 y 2045 los empresarios murcianos se ahorren 6.400 millones de euros en desplazamientos de mercancías.
Otro de los puntos importantes que se trató ayer con Valcárcel fue la necesidad de llevar a cabo una reunión en Bruselas con la presencia del mundo empresarial y político de las regiones interesadas en la construcción del Corredor. Al respecto, Amorós señaló que la fecha idónea para la realización del encuentro europeo sería en el mes de enero de 2011, coincidiendo con el primer borrador que la comisión europea hará del proyecto y al que se podrían introducir cambios. Todo esto, teniendo como previsión que el proyecto se presentará ante el Parlamento Europeo en el mes de abril del próximo año, por lo que en junio se conocerá el desenlace.