Sin el juego ni la rabia de Lisandro

El argentino del Lyon, lesionado, no podrá jugar contra el Real Madrid

LISANDRO LÓPEZ celebra un gol con Briand y Lovren
LISANDRO LÓPEZ celebra un gol con Briand y Lovren

Madrid- Poco queda en el Lyon de aquel equipo que dominó la Liga francesa durante casi una década. Ya pasaron los tiempos de Juninho Pernambucano y sus lanzamientos de falta. Ahora es otra época, más guerrera, como Lisandro López. El «Licha» es el goleador, el alma del ataque del equipo francés. Pero no estará mañana en el césped de Gerland.
El delantero argentino se lesionó al golpear con rabia un balón después de conocer que iba a ser suplente en el encuentro del pasado viernes contra el Nancy. «Es falso. Lisandro terminó bien el entrenamiento y luego se resintió del músculo cuando se enfrió», comentó su entrenador, Claude Puel. En Francia se asegura que la relación del delantero con su técnico no es demasiado buena. En realidad, la relación de Puel no es buena con casi nadie. Hace dos semanas tuvo que soportar pancartas en su estadio que pedían su marcha del Lyon.
Lisandro es, junto a Gorcouff, el jugador más importante del Lyon. Fue el máximo goleador del campeonato pasado y el mejor jugador del torneo. Sin embargo, esta temporada parece diferente. Su técnico lo ha acusado de sobrepeso y los ocho goles que ha marcado no parecen suficientes para el futbolista mejor pagado de la Liga francesa.
El Lyon lo ha dejado fuera de la convocatoria y su presidente, Jean Michel Aulas, asegura que estará entre ocho y diez días de baja. Una ausencia que Puel intentará solucionar con otro estilo, con la velocidad y la capacidad de sorpresa que le pueden ofrecer Gomis y «Chelito» Delgado, un jugador fundamental en la eliminatoria de la temporada pasada cuando el Lyon impidió de nuevo al Madrid superar los octavos de final. El argentino, además, se enfrentó en el vestuario con algunos jugadores madridistas, a los que recordó que eran ellos los que habían pasado la eliminatoria.
La otra opción para el técnico francés será Jimmy Briand, que marcó un gran gol de chilena contra el Nancy. Un futbolista más atlético, pero con menos habilidad que el «Chelito». A Puel le preocupa que el Madrid sea más fuerte física y mentalmente que el año pasado. «Es un equipo con seis jugadores que hacen un trabajo enorme y otros cuatro que dan espectáculo», advierte.