San Pablo el desplome continúa

El aeropuerto sevillano perdió casi 80.000 viajeros en octubre, más de medio millón en lo que va de año. Bilbao ya amenaza con superarlo

La Razón
La RazónLa Razón

SEVILLA- El desplome en el número de viajeros del aeropuerto de San Pablo continúa. Las cifras caen mes a mes en este 2012. Las estadísticas de octubre, hechas públicas ayer por AENA, resultan especialmente negativas. Sevilla dejó de recibir a casi 80.000 visitantes por el medio de transporte aéreo en relación con el mismo periodo del año anterior, y en los diez primeros meses la cifra ha descendido en más de medio millón. Las consecuencias se dejan notar en la economía de la ciudad, que ha hecho del turismo en estos tiempos de crisis su principal motor.

El tráfico de pasajeros disminuyó en un 17,7% frente al 7% de la media nacional. De los 443.355 viajeros de octubre de 2011 se ha pasado a 364.832 en el mes pasado. En total, 78.500 menos. Se da la circunstancia de que de un crecimiento del 17% se ha ido a un descenso incluso superior. En el acumulado anual son ya 553.134 pasajeros menos en San Pablo. Con estos números, el aeródromo sevillano se podría ver superado en breve por el de Bilbao, que sigue experimentando un ligero crecimiento. El número de operaciones también decreció en un porcentaje relevante (-20%), limitándose a 4.020, mientras que la carga de mercancía se redujo en un 2%, cifrándose en 447.261 kilos, por debajo de la media nacional.
Mientras tanto, el Ayuntamiento, en su intento de atraer turismo a la capital andaluza, continúa cerrando congresos en Fibes. Así, ayer se avanzó que el Palacio de Exposiciones celebrará los próximos 14, 15 y 16 de noviembre el IX Simposio Nacional de Úlceras por Presión y Heridas Crónicas, «Gneaupp 2012», que reunirá a 1.100 sanitarios expertos en el tratamiento de este tipo de dolencias y que generará más de 4.500 pernoctaciones.

Fibes explica que este congreso, sumado a los otros eventos médicos celebrados en estas instalaciones sevillanas en las últimas fechas han procurado un impacto económico en la ciudad de Sevilla y en su provincia de un volumen de negocio inducido de 17 millones de euros y más de 46.500 estancias en los hoteles de la ciudad.

El conflicto con los taxis, a debate

Por otra parte, el alcalde anunció ayer que se reunirá con el sector del transporte, después de que la Asociación de Transportistas Onubenses (ATO), la Asociación General de Transporte y Autónomos (AGTA) y la Federación Nacional de Asociaciones de Transportistas de España (Fenadismer) le hayan remitido una carta para pedir protección y seguridad para el colectivo de taxistas de fuera de la capital hispalense que opera en el aeropuerto, ante las «coacciones y agresiones» que afirman sufrir por parte de colegas de esta ciudad andaluza.
«Sé que ha existido un incidente, pero quiero que me amplíen la información», añadió Zoido, quien espera «tener toda la documentación de lo ocurrido para realizar una valoración más amplia».