Jáuregui: «Chacón es una de las grandes promesas del PSOE»

El ministro en funciones de la Presidencia, Ramón Jáuregui, ha señalado que el traspaso de poderes "va como tiene que ir"y que "no va a quedar nada en ningún cajón", lo que obedece a una cultura democrática de transparencia, de lealtad con el nuevo Gobierno, actitud que espera "sea para siempre".

En una entrevista en la Cadena Ser recogida por Efe, Jáuregui ha dicho que los negociadores del PP "conocen perfectamente todos los dosieres, todos los asuntos que hay pendientes"mientras que, ha añadido, "nosotros estamos consensuando las posiciones que implican orientación política para 2012, ya que el Gobierno en funciones todavía actúa". "Estamos respondiendo a todas las peticiones de información, que estamos en la convicción que el nuevo Gobierno debe tener", ha afirmado. "Dejamos un país con necesidad de seguir avanzando, pero no una mala herencia económica", ha destacado el ministro en funciones, para quien "el barco lo hemos armado, la nave está a flote y está pintada, ya que España sigue siendo un país con referencias, con solvencias".


En un contexto de crisis, ha asegurado que lo que ha hecho su partido "no es más que el principio"ya que el país "tiene que seguir haciendo muchas reformas, muchos ajustes, porque la crisis es tremenda". "La ortodoxia que Zapatero ha impuesto a sus Gobiernos es lo que había que hacer y se ha hecho", ha resaltado Jáuregui.


El ministro ha opinado que se deben seguir haciendo reformas para ser un país competitivo, de primera, y que, al mismo tiempo, mantenga la cohesión social y "ese equilibrio", ha apuntado, "no es fácil de lograr, pero esa es la tarea". Ramón Jáuregui se ha mostrado respetuoso con el tiempo que requiere el nuevo presidente "pero me temo", ha vaticinado, "que en esta ocasión ese derecho no se lo van a respetar", ya que el ritmo de las cosas quizás no le permitan esperar hasta la última semana de diciembre.


En los tiempos que vivimos, ha proseguido, alguna representación "aunque sea discreta"del nuevo Gobierno tiene que empezar a viajar. "Tienen que empezar a dar señales y no podemos hacerlo nosotros, porque somos el Gobierno en funciones que, obviamente, se va". "Quienes están manejando estos delicados equilibrios de este mundo raro quieren oirles a ellos", ha señalado.


Jáuregui ha asegurado que su partido ha dicho la verdad "más allá de cambios y de brusquedades", y ha añadido que el nuevo partido en el poder sabe que "simplemente con el cambio de gobierno no cambian las cosas".


Sobre el próximo congreso del PSOE, Ramón Jaúregui ha valorado la posible candidatura de Carme Chacón, de la que ha señalado que "es una de las grandes promesas y potencialidades de este partido, aunque soy persona amiga", ha recordado, "también de Alfredo". En su opinión, ser dirigente del PSC no es un "hándicap"y las candidaturas si finalmente se confirman, de Rubalcaba y Chacón, "son opciones legítimas y necesarias".
Jáuregui ha hecho autocrítica y ha reconocido que en el partido no hay una conexión suficiente con la juventud, por lo que le gustaría "tener más miles de jóvenes deseando hacer política de izquierda con nosotros". "Hay cantera: yo pienso que hay gente, y me interesa decir que no tenemos una conexión con la juventud suficiente. Ahí tenemos un debate de reflexión para nuestro futuro".


A Jáuregui le parece "muy importante"la ubicación estratégica del PSOE en el nuevo Parlamento, "con socios de oposición muy difíciles"y ver de qué manera se comporta.
"El PSOE tiene que jugar un papel grande, noble, nacional y de país. Este equilibrio es muy importante para los próximos meses", ha resaltado. El ministro en funciones ha señalado también que ve a José Blanco "muy bien y muy tranquilo", después de que el fiscal haya pedido al Supremo que sea investigado por el caso 'Campeón'. "No puedo creer en otra cosa que en la inocencia de Pepe Blanco", ha dicho, y entiende que el ministro de Fomento en funciones no debe dimitir por la poca fuerza acusatoria de las cosas, ya que si lo hiciera, "estaría aceptando la culpabilidad".