Se encierran en Francia ocho huidos de Segi con euroordenes

Ocho jóvenes huidos tras la operación contra Segi el pasado octubre y contra los que pesan euroórdenes de extradición han iniciado un encierro de una semana en Izpura (País vasco francés).

La Audiencia Nacional juzga el pasado 14 de febrero a los presuntos miembros de Segi Alberto Marín, Alexander Gorka Bustinduy y Gaizka Astorkizaga por la colocación en febrero de 2009 de un artefacto explosivo en una entidad bancaria d Bilbeao y por perte
La Audiencia Nacional juzga el pasado 14 de febrero a los presuntos miembros de Segi Alberto Marín, Alexander Gorka Bustinduy y Gaizka Astorkizaga por la colocación en febrero de 2009 de un artefacto explosivo en una entidad bancaria d Bilbeao y por perte

Se trata de Aiala Zaldibar, Bergoi Madernaz, Salbador y Jazint Ramirez, Aitziber Plazaola, Endika Pérez, Irati Tobar y Beñat Lizeaga, que han ofrecido un rueda de prensa para anunciar su encierro para protestar ante su posible extradición a España, ya que se encuentran a la espera de la decisión que adopte el Tribunal de Pau sobre sus euroordenes. Segi, bajo su nueva denominación de "Gazte independentistak", ha emitido un comunicado en el que ha insistido en que los 8 jóvenes no son "criminales"y que de ser "peligrosos"lo son por "poner en duda el sistema capitalista y patriarcal, impulsar sistemas económicos alternativos y trabajar por un futuro mejor junto con la juventud".

A su entender, los jóvenes trabajan en la universidad "en defensa de los derechos de los estudiantes"y en el gaztetxe "impulsando un modelo de ocio diferente", y que "ayudaba a crear proyectos comunicativos". "Hacían política, desde el pueblo y para el pueblo, cara a cara con la juventud. Ese es su único crimen", han reivindicado. Asimismo, han anunciado su determinación por "seguir trabajando", ya que "la legitimidad no nos la dan o nos la quitan policías o jueces", y "tampoco los políticos".