Sebastián vincula el recorte de las primas con el tijeretazo socialista

El ministro fue el ponente inaugural de las XXVI jornadas del Círculo de Economía en Sitges (Barcelona)

El ministro de Industria, Miguel Sebastián, junto a Miquel Roca Junyent, antes de participar en las jornadas del Círculo de Economía
El ministro de Industria, Miguel Sebastián, junto a Miquel Roca Junyent, antes de participar en las jornadas del Círculo de Economía

SITGES- El ministro de Industria, Miguel Sebastián, fue el encargado de inaugurar las jornadas anuales del Círculo de Economía en Sitges (Barcelona). Y lo hizo con un mensaje claro: «Si los ciudadanos han de apretarse el cinturón, no veo por qué las energías renovables no van a hacer los mismo», en alusión al más que probable recorte de las primas a este sector.Así las cosas, el ministro avanzó que «es razonable pedirles un sacrificio manteniendo una rentabilidad alta a 25 años; es razonable pedirles un esfuerzo. No es razonable que todos los sectores tengan que ajustar excepto uno». Por ello, Sebastián recordó que «hemos abierto un diálogo con las empresas eléctricas y el resto de agentes para tener medidas que preserven la competitividad. Esperamos poder alcanzar un acuerdo antes de 1 de julio».El sistema que Industria quiere implantar consistirá en fijar un precio máximo para los proyectos para, después, comenzar una competición entre empresas. De este modo, el Ministerio pretende abaratar hasta 200 euros por megavatio hora (MWh) las futuras primas, un 25% menos que ahora. El ministro, durante su intervención, también quiso pedir a los agentes sociales una reforma «de calado» del mercado laboral. «Estoy convencido de que los agentes sociales asumirán la responsabilidad de poner sobre la mesa una reforma laboral de calado», dijo. Porque, en caso contrario «el Gobierno tiene la firme intención de tomar las medias necesarias».El presidente del Círculo de Economía, Salvador Alemany, por su parte, aprovechó el discurso inaugural para pedir al Gobierno más transparencia en la manera de aplicar y explicar el plan de ajuste de la economía española. «Los rumores, preanuncios y mensajes contradictorios, como por ejemplo el mensaje ambiguo e inconcreto sobre la reforma del sistema impositivo, deben dar paso a un guión claro, y si fuera posible compartido, sobre el camino a seguir», señaló Alemany.

Malestar de EEUUEl Gobierno de Barack Obama ha trasladado de forma insistente al Gobierno su malestar por una situación de indefinición respecto al recorte de las primas a renovables que, a su juicio, perjudica los intereses de sus compañías a la hora de invertir en España. Sobre todo la posible retroactividad. Fuentes diplomáticas subrayan la excelente relación comercial que existe entre ambos países, y recuerdan las facilidades que han tenido las empresas españolas para invertir en renovables en EE UU.

Montoro pide reformas en vez de «recortes»El coordinador de Economía del PP, Cristóbal Montoro, es un entusiasta del equilibrio presupuestario. Tanto, que ayer abogó por «evitar el déficit público por ley y prohibirlo» como hace Alemania. Para ello, además, defendió una reforma institucional del Estado y puso como ejemplo a las corporaciones locales. Estas corporaciones han asumido competencias que no les son propias, «que la ley no les adjudica», y a las que destinan «un 20 o un 30% del presupuesto», señaló.

Hugh receta un severo ajuste de precios y salariosEdward Hugh no pertenece al grupo de economistas que ve el futuro económico de España con optimismo. Más bien al contrario. Para él, España necesita un ajuste fiscal pero, sobre todo, necesita un ajuste de precios y salarios «quizá del 20% de forma urgente». Es decir, una devaluación interna sustancial. Hugh aún fue más allá: «En 2011 es muy poco probable que la economía crezca como muchos esperan». En todo caso, «la economía quizás se contraerá entre un 1 y un 2%», sentenció Hugh.