Doble peaje

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Llevo días anunciando que por fin se inician mis vacaciones-veraneo. Éste es mi último artículo, bueno, digamos el penúltimo por aquello de la «jindama», hasta primeros de septiembre. Igualmente, terminé mi colaboración en «Herrera en la onda» y en A3. Precisamente en el último «Espejo público», tuvimos de invitada a una bella sevillana, María José Suárez, miss Sevilla, miss España y de las pocas bellezas oficiales que no ha parado de trabajar durante los últimos trece años. Desfiles, publicidad y presentación de programas televisivos han sido sus medios. Su romance con el tenista Feliciano López se convirtió en noticia de primera para los medios. Luego vino el embarazo, con posterior aborto, y el abandono por parte del deportista. Esto la puso en el «candelabro». En la entrevista le pregunté a María José si las mujeres pagan un doble peaje en estos casos. Para mí es evidente que sí. Feliciano aparece con su nueva pareja, casualmente también sevillana y miss Sevilla 2010. Todos alaban el impresionante físico del tenista, su simpatía arrolladora y sobre todo la gran seducción que ejerce sobre las mujeres, ¡bravo machote! Volvamos a María José. Ha aparecido acompañada de un apuesto ingeniero. Los comentarios que se oyen por los altavoces informativos, sobre todo los de las tertulianas, son del calibre de «qué pronto se le ha pasado la pena», «tan enamorada que estaba y ya se ha puesto a otro macizo al lado» y un repertorio de lindezas semejantes. ¡Injustísimo! Cierto que también hay hombres que pagan un doble peaje. Me encontré a Pepe García de Tejada, uno de los sevillanos más conocidos socialmente en medio mundo. Tipo estupendo, divertido, generoso y que va repartiendo optimismo a manos llenas. Lo vi abatido, sin alegría. Me contó que estaba en pleno divorcio, situación que siempre es dura. Pero en su caso se agrava por los problemas que tiene para resolver la actual situación. De pronto el idilio se volvió exigencias y malos modos. Me consta su generosidad, pero sobre todo, es una pareja para terminar su matrimonio en alta comedia y no en drama traicionero. Pepe, te deseo lo mejor.