Ruz prorroga un mes el secreto de los folios clave del «Faisán»

El magistrado español se reúne en París con la jueza Le Vert para investigar el soplo a ETA

El magistrado de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, instructor de la causa
El magistrado de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, instructor de la causa

MADRID-El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, a quien acompañaba el fiscal Vicente González Mota, viajaron ayer a París para entrevistarse con la jueza Laurence Le Vert, con el fin de tratar asuntos relacionados con el sumario del «caso Faisán».

Según informaron a La RAZÓN fuentes de la investigación, Ruz y González Mota estudiaron con la magistrada francesa algunos de los aspectos incluidos en la comisión rogatoria que ésta envió recientemente a España. Nueve de los folios de dicha comisión han sido declarados secretos por el juez de la Audiencia Nacional, secreto que ha sido prorrogado durante un mes.


Acusaciones
Por lo tanto, las acusaciones personadas en el «caso Faisán», ejercidas por Dignidad y Justicia y la Asociación de Víctimas del Terrorismo, y las defensas de los tres imputados, continuarán al menos durante ese mes más sin conocer su contenido. Sólo el Ministerio Fiscal y, por supuesto el juez, tienen acceso a los mismos.

En el auto de prórroga del secreto, al que ha tenido acceso LA RAZÓN, Ruz justifica su decisión en considerar que se trata de una medida «imprescindible» dado el momento en que se encuentra la investigación sobre el «soplo» policial que impidió una operación antiterrorista contra el «aparato económico» de la banda terrorista ETA, en mayo de 2006.

Además, entiende que esa decisión no implica que el derecho de defensa «sufra restricción alguna, ya que una vez levantado el secreto podrá ejercerse».

De esta forma, prorroga hasta mediados de marzo el secreto de la pieza separada de la comisión rogatoria remitida por la jueza Le Vert, «en aras de facilitar la actuación de la Policía Judicial, dirigida al esclarecimiento de los hechos y averiguación de los presuntos responsables».


Dos hipótesis
En esta parte del sumario, tal y como adelantó LA RAZÓN el pasado día 10, ya han declarado integrantes de las cúpulas de la Policía y la Guardia Civil durante el llamado «proceso de paz» (marzo de 2006-junio de 2007) y el presidente del Partido Socialista de Euskadi, Jesús Eguiguren.

Entre las personas que fueron citadas, además de Eguiguren, estaban el que fuera director general de la Policía y de la Guardia Civil, Joan Mesquida; los Directores de Apoyo Operativo de ambos cuerpos, el comisario Miguel Ángel Fernández Chico y el general José Manuel García Varela (ya retirado); el general de la Benemérita Pablo Martín Alonso, quien sigue en el Servicio de Información, y el que fuera comisario general de Información de la Policía, Telesforo Rubio, en la actualidad destinado en Moscú.

El secreto de las actuaciones impide saber los motivos de las citaciones y el contenido de los nueve folios, que algunos consideran de gran relevancia política y judicial en este caso.
 
as fuentes consultadas apuntan a que la jueza francesa ha incluido en los mismos parte de las actas que ETA escribió durante el proceso de negociación 2006-2007 y que fueron incautadas al entonces jefe del «aparato político» de ETA, Francisco Javier López, «Thierry», cuando fue detenido en la localidad francesa de Burdeos, en mayo de 2008.


El «infame» chivatazo
La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, reconoció ayer que en el PP hay «una obsesión» para que no se negocie con ETA y que la banda no pueda entrar en las instituciones y avanzó que precisamente por este motivo le parece «tan infame» el «caso Faisán». En rueda de prensa tras la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del PP, Cospedal ha recordado que su partido siempre ha sido «coherente» en su posición de rechazo al diálogo con ETA y su presencia en las instituciones públicas. Por ello, rechazó las acusaciones del presidente del Congreso, José Bono, enmarcando el «caso Faisán» entre otras «obsesiones» como algunas teorías del 11-M.