Ataque al corazón de «La Roja»

El Financial Times avisa del endeudamiento del Barcelona en la portada del diario, que busca un préstamo para pagar a sus jugadores

La Razón
La RazónLa Razón

España se juega esta noche ante Alemania no sólo su pase a la final de un Mundial, sino también devolver una patada a la espinilla del orgullo germano, tan activo durante los últimos meses en cuestionar la solvencia de la economía española. Ayer, los eurodiputados alemanes en Estrasburgo ya se encargaron de dejar claro a Zapatero, también sus camaradas socialistas, que el fútbol volverá a ser el deporte donde siempre gana Alemania. Incluso alguno, como el liberal Lambsdorff, dijo que la presidencia española de la UE ha sido como el Mundial de Torres "con muchas expectativas, pero decepcionante al final".

 

Los alemanes no han estado solos en este ataque a la credibilidad de la economía española, que advirtió el portavoz de Asuntos Económicos de la Comisión Europea, el español Amadeu Altafaj. Han contado con el apoyo de los medios anglosajones, sobre todo del Financial Times (FT). Hoy, día clave, el diario inglés vuelve a la carga en su portada, disparando al corazón de la selección española, al cuestionar si algunos recibirán la paga de sus clubes.

 

"El Barcelona, el club de fútbol cuyos jugadores formarán la mayoría de la selección nacional española en la semifinal de la Copa del Mundo de esta noche contra Alemania, busca 150 millones de préstamo para ayudar a pagar los salarios de los jugadores y la plantilla", dice el arranque del texto, dejando clara la lectura que quieren dar.

 

El prestigioso medio inglés, que durante meses ha resaltado el endeudamiento español, dispara justo el día del partido contra el Barcelona. Llamativa coincidencia sobre todo porque la noticia que recoge como principal, sólo superada por el escándalo de Sarkozy en Francia, se hace eco de un post en el blog del presidente Sandro Rosell la semana pasada. El periodismo tiene estas casualidades, dirán los cínicos, y se puede dar crédito al diario imaginando que no vieron la noticia. Pero los hinchas de la roja, y lectores del Marca y el FT, levantarán una ceja ante tal excusa, teniendo en cuenta la importancia que tiene para los editores del periódico. Si no se sacó entonces, los ingleses podrían haber hecho un favor a nuestros jugadores hoy dejando para otro día las preocupaciones sobre su salario del mañana.

 

Pero, más aún, ¿merece esta noticia ser la segunda principal del diario, oráculo en Europa de la realidad económica y complemento indispensable debajo del brazo de todos los eurócratas de Bruselas? Seguramente no, más aún porque, como señala Rossell, el club "no está en bancarrota".

 

La noticia, que también recoge las preocupaciones del club por el contrato de derechos televisivos con Mediapro, busca más bien colocar algunos nubarrones sobre el porvenir de los cerebros que deben llevar a la victoria a España: Xavi, Iniesta, pero también Puyol, Piqué, Busquets, Pedro o Valdés…

 

 

Entonces, ¿apoya el FT a Alemania? Si no lo hacen, tienen una curiosa manera de mostrar la simpatía por los equipos que apoya. Puede que sólo se preocupen por la sostenibilidad de las cuentas de nuestros jugadores, genios del balón, porque el buen fútbol, como el buen arte, necesita de un generoso mecenazgo para seguir asombrando.