Camps: «Soy el presidente que ganará otra vez»

El presidente de la Generalitat se volvió a someter ayer al control de Las Cortes y reclamó la presunción de inocencia.

El presidente de la Generalitat, Francisco Camps, saluda al alcalde de Castellón y diputado autonómico, Alberto Fabra, a su llegada ayer a la sesión de control de Las Cortes Valencianas
El presidente de la Generalitat, Francisco Camps, saluda al alcalde de Castellón y diputado autonómico, Alberto Fabra, a su llegada ayer a la sesión de control de Las Cortes Valencianas

VALENCIA- El presidente de la Generalitat dijo ayer que se sentía «con más fuerza que nunca» y con «más autoridad moral que el presidente del Gobierno».Camps se sometió a la habitual sesión de control parlamentario de los jueves, convencido de que «la verdad triunfará, porque con la verdad se llega a todos los rincones del planeta».«Llegaré hasta el final porque tengo la razón y porque no he hecho nada de nada», aseguró. Asimismo acusó al portavoz socialista, Ángel Luna, de padecer «la soledad de la amargura personal y de la derrota». Antes, Luna le había reiterado que «está procesado», aunque admitió que «nadie dirá que usted se ha beneficiado, lo que pasa es que los valencianos se han empobrecido». También le acusó de adelantar las inauguraciones para que no le vea nadie, a lo que Camps replicó: «Adelanté una inauguración, porque los agricultores me pidieron una reunión urgente, ya que ahora mismo se está negociando la Política Agraria Comunitaria (PAC), y mientras, usted, en la negritud de su despacho, preparaba estas insidias».Luna le preguntó que «qué hará usted cuando se tenga que sentar en el banquillo, ¿seguirá sentandose también en ese escaño?», a lo que Camps contestó que confiaba en los jueces y que la gobernabilidad estaba garantizada. «No hay manera de ganarme si no es en las urnas, y allí soy el presidente que ya ha ganado dos veces y que volverá a ganar, porque en las urnas soy imbatible».La oposición también acusó a Camps de carecer de apoyos: «A usted sólo le apoya Mariano Rajoy, y cuánto cree que tardará en dejarle caer».Por su parte, el síndico de Compromís, Enric Morera, le dijo que más que con «Juan Sinmiedo», debería compararse con Pinocho y le recordó que «a usted desde Madrid le han destituido un síndico –en referencia a Ricardo Costa– que ahora parece que no ha tenido nada que ver» y acusó a Camps se estar al dictado de Madrid. El presidente replicó a Morera que su partido –el Bloc Nacionalista– «cada vez que le ponen la bota encima, actúa como una sucursal de Cataluña y negó que dicha formación defendiera los intereses valencianos».

«El País», condenado por acusar a la Generalitat de ocultar facturas El juzgado de Valencia obliga al diario de Prisa a rectificar una información que publicó en exclusiva en la que afirmaba que la Generalitat valenciana no le entregó al juez Pedreira varios contratos. En dicha información, publicada el 11 de abril, tras la apertura del secreto de sumario del «caso Gürtel», «El País» aseguraba en sus páginas y con un gran despliegue que: «El Consell ocultó facturas a Pedreira por valor de un millón de euros». Dicha información fue desmentida por la portavoz del Gobierno valenciano, Paula Sánchez de León, quien además acudió a la Justicia para denunciar lo que calificó de infamias, según informó ayer el «Semanal Digital». Tas la denuncia, el titular del Juzgado de Primera Instancia de Valencia, Juan Carlos Artero, ha impuesto al rotativo que rectifique su información con el mismo espacio y tratamiento que le dedicó a la mencionada exclusiva. En concreto, el fallo del juez obliga a dicho periódico a aclarar que el Consell facilitó todas las facturas al juez instructor del «caso Gürtel» en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Antonio Pedreira. La resolución judicial reafirma así que la Generalitat cumplió escrupulosamente con su responsabilidad alentregar los documentos en tiempo y forma.