Arquillué se pone la nariz de Cyrano de Bergerac en la Biblioteca de Cataluña

Barcelona- El actor catalán Pere Arquillué se pondrá a partir del 23 de mayo en la piel de uno de los personajes más emblemáticos del teatro, el «Cyrano de Bergerac» de Edmond Rostand. Casi treinta años después de la histórica puesta en escena de Josep Maria Flotats, las paredes góticas de la Biblioteca de Cataluña acogerán la nueva versión del director Oriol Broggi que conserva el sabor clásico de la obra, con el verso y el vestuario de la época del célebre personaje.
«Aquel montaje fue un hito, por eso nadie se ha atrevido desde entonces a volver a llevar este clásico a los escenarios barceloneses», señaló ayer Xavier Bru de Sala, traductor de la versión que dirigió Flotats, que es la misma que ha elegido Broggi.
El director teatral reconoció que el montaje de Flotats es un referente para el teatro catalán y para él mismo. Broggi aseguró que vio la obra cuando era un niño y fue una de las razones que le llevó a dedicarse al teatro. No obstante, el responsable de la puesta en escena aseguró que su versión es «muy diferente» a la de Flotats ya que tiene lugar en la Biblioteca de Cataluña y «sus arcadas góticas te trasladan a un mundo pretérito».
La historia de Cyrano de Bergerac habla de un soldado poeta que encarna todas las virtudes del héroe, pero que posee una prominente nariz que le impide expresar lo que siente por su prima Rosana, de quien está enamorado. «Cyrano es un romántico enamorado de la vida, un espíritu libre» explicó Arquillué. El actor también recordó y elogió el montaje de Flotats, con quien trabajó en los inicios de su carrera, y defendió la necesidad de volver a llevar a los escenarios esta obra porque «es increíble que los menores de 45 años no hayan tenido la oportunidad de verla en Barcelona».
En la obra también actua la propia hija del protagonista, Emma Arquillué, que tiene una pequeña aparición al principio en una escena muy autobiográfica, cuando un padre le enseña a su hija los encantos del teatro y la vida bohemia.
El reparto se completa con Ramon Vila, Jordi Figueras, Isaac Morera, Babou Cham, Pau Vinyals y Andrea Portella, una compañía más reducida de lo que hubiera querido el director a causa de la crisis.