La última prueba ratifica que el Rey no tiene cáncer

La Reina pasó toda la mañana con Don Juan Carlos antes de comer con los Duques de Palma y volver a Madrid. 

.
.

Las últimas pruebas microbiológicas practicadas al nódulo pulmonar que el pasado sábado le fue extirpado al Rey en el Hospital Clínico de Barcelona ratificaron ayer que el Monarca no tiene cáncer. Un segundo análisis del tejido, más exhaustivo, descartó así presencia de células cancerígenas y confirmó que la lesión era benigna. De hecho, Don Juan Carlos «está mejor de lo que esperábamos», aseguró ayer la Reina. La excelente recuperación de Don Juan Carlos quedó corroborada con los mensajes que tanto la Infanta Cristina como la consejera de Salud catalana, Marina Geli, y el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, transmitieron a la ciudadanía tras visitar a Su Majestad a lo largo de la mañana. Y el último parte, emitido a las 20:00 horas, aportó más buenas noticias ante la evolución «plenamente satisfactoria».Una mañana ajetreadaLa primera en acercarse ayer hasta el centro médico fue, como en los días anteriores, la Reina. Sobre las 10:15 horas, sonriente y tranquila Doña Sofía aseguró que el Monarca había pasado buena noche y que todo seguía «bien, estupendamente». Casi una hora después llegaron los Duques de Palma, que a primera hora de la mañana aterrizaron en Madrid tras volar desde Washington, ciudad donde residen. En la puerta del hospital, en medio de una gran expectación y antes de ver a su padre, la Infanta Cristina explicó que había estado en contacto telefónico en todo momento con él y que sabía que «se encuentra perfectamente» pero, como es lógico, tenía muchas ganas de verle. Pocos minutos antes de la ansiada aparición de Doña Cristina e Iñaki Urdangarín, entró el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, en las instalaciones para visitar al Rey. De hecho, fuentes del centro médico explicaron a este diario que los Duques de Palma y Hereu subieron juntos en el ascensor que les condujo hasta la séptima planta, donde se recupera Don Juan Carlos. Poco después de mediodía, el edil barcelonés abandonó las instalaciones sanitarias tras asegurar que había visto al Monarca «tan entrañable y afable como siempre» y agradecer a la Casa Real la confianza depositada tanto en el Hospital Clínico como en Barcelona.Mientras Doña Sofía y su hija menor seguían junto al Monarca llegó la consejera de Salud catalana, Marina Geli, que discretamente entró en el Clínico sobre las 12:30 horas para salir 45 minutos tras los pasos de los Duques de Palma y la Reina. Al abandonar el Clínico, Doña Sofía saludó cariñosamente a los centenares de personas que se agolpaban en la calle. Aseguró que todos los miembros de la Familia Real están «contentos, contentísimos y muy tranquilos». «Tenía muchas ganas de verle», dijo la Duquesa de Palma. «Es una persona muy positiva» y «es un paciente disciplinado que lo lleva muy bien», apuntó Doña Cristina sobre su padre antes de reunirse con su madre en La Taberna del Clínic para comer, un restaurante situado delante del hospital. Con todo, se prevé que el Rey sea dado de alta entre el miércoles y el jueves.

Sin cambios en la agendaDespués de visitar a su padre en el Clínico, tanto el Príncipe como las Infantas cumplirán con su agenda tal y como estaba prevista. Por un lado, los Príncipes, que estuvieron anteayer en Barcelona, están hoy en Ciudad Real y visitarán la catedral de Santiago de Compostela el jueves. Además, mañana Don Felipe acudirá a la final de la UEFA en Hamburgo. Por su parte, Doña Cristina tiene previstos actos esta semana en Santiago de Compostela, La Coruña y Toledo. El Jueves la Reina presidirá varias audiencias en el Palacio de la Zarzuela. Ese mismo día, la Infanta Elena entregará ayudas a la investigación.

 

Tranquilidad para reposar- No está previsto, de momento, que el Rey reciba más visitas durante los días que permanezca ingresado en el Clínico. - Hasta el centro médico se han acercado, el presidente del Gobierno y el de la Generalitat de Cataluña, la consejera de Salud y el alcalde de Barcelona. - Además, Don Juan Carlos ha recibido la llamada de las Instituciones estatales, de las comunidades autónomas, así como de otras FamiliasReales y, por supuesto, de sus amigos.