Autónomos y pymes protestan ante el Congreso por su «asfixia»

Entregan a los portavoces parlamentarios las propuestas para salvar sus trabajos y piden al Gobierno un plan de rescate. Los manifestantes se saltan el cordón policial y provocan altercados 

Autónomos y pymes protestan ante el Congreso por su «asfixia»
Autónomos y pymes protestan ante el Congreso por su «asfixia»

madrid- Más de un millar de autónomos y pequeños y medianos empresarios se apoderaron ayer de la madrileña Carrera de San Jerónimo para protestar por la «asfixia» financiera que sufren y que amenaza con dejarlos en el paro. Ante las puertas del Congreso de los Diputados, llamaron la atención de todos los grupos parlamentarios sobre la imperiosa necesidad de que el Gobierno adopte un «plan de rescate» destinado a salvar sus empleos. Al grito de «Zapatero dimisión», los manifestantes traspasaron el cordón policial desde la Plaza de Neptuno y acabaron frente a la Puerta de los Leones de la Cámara Baja. Eso sí, no llegaron hasta allí con las manos vacías. Concentrados desde media mañana, fueron explicando a los diferentes portavoces sus propuestas para esquivar la crisis y les entregaron un documento, de once páginas de extensión, con las mismas. La concentración fue convocada por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) y las patronales de pymes de Cataluña (Pimec) y Baleares (Pimeb), a las que se adhirieron otras organizaciones de carácter regional, entre ellas varias cámaras de comercio. Los incidentes, en lo que en principio era una concentración «pacífica y sin pancartas», obligaron al presidente de ATA, Lorenzo Amor, a pedir disculpas a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. «Es la primera concentración empresarial que tiene lugar en España y no tenemos experiencia», se justificó. Acto seguidol, demandó sin excesivo éxito calma a los presentes. «El Gobierno ha tomado medidas importantes ante la crisis económica, pero ahora mismo estamos pasando una situación calamitosa sin vender, sin producir, asfixiados económica y productivamente, hartos de morosidad pública y privada y agradecemos que los grupos parlamentarios escuchen nuestras propuestas y se comprometan a seguir trabajando», puntualizó, informa Ep.Pero la concentración fue subiendo de tono. E incluso no consiguieron escaparse de las críticas de los manifestantes algunos de los dirigentes políticos que salieron a la Carrera de San Jerónimo a conocer de primera mano las propuestas de autónomos y pymes, que representan en nuestro país más del 85% del tejido industrial. El diputado de Izquierda Unida Gaspar Llamazares concentró prácticamente las iras de los presentes. Mientras, los aplausos acallaron los gritos en el momento en el que se acercó a los concentrados la portavoz parlamentaria del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, escoltada por la vicesecretaria de Organización popular, Ana Mato, y el coordinador económico del partido, Cristóbal Montoro.La portavoz popular aprovechó la ocasión para pedir a José Luis Rodríguez Zapatero «que sea valiente para aceptar las propuestas de los autónomos», mientras que la diputada de Unión Progreso y Democracia (UPyD), Rosa Díez, se comprometió a «defender con todas sus fuerzas» las reclamaciones que considere justas. Los concentrados reconocieron al portavoz de CiU, Josep Antoni Duran i Lleida, el tremendo esfuerzo realizado por esta formación política en defensa de los intereses de los autónomos y las pymes.Mientras, los representantes socialistas no ocultaron su malestar por estos incidentes. El secretario general del PSOE en la Cámara, Ramón Jaúregui, recordó a las asociaciones el respaldo del Gobierno a este colectivo, así como la reunión que mantuvo el presidente del Ejecutivo con ellos hace ocho días. En cualquier caso, los dirigentes socialistas y el presidente de ATA quedaron emplazados para seguir dialogando después de las vacaciones de Semana Santa.