Grecia y Turquía acuerdan reanudar sus contactos para solucionar su disputa por el Mediterráneo

Las tensiones entre Grecia y Turquía se han enfriado en las últimas semanas tras un gran esfuerzo diplomático y todo un verano de amenazas, declaraciones cruzadas y maniobras militares

Grecia y Turquía han acordado reanudar, por primera vez en cuatro años, los contactos exploratorios para resolver sus disputas, anunció este martes el Ministerio de Asuntos Exteriores griego.

En un breve comunicado, el departamento indicó que la 61 ronda de contactos exploratorios dará comienzo “pronto” en Estambul, aunque sin especificar una fecha.

La última ronda de este tipo entre los dos vecinos tuvo lugar en 2016.

El anuncio tiene lugar después de que el jefe de Estado turco, Recep Tayyip Erdogan, asegurase en una videoconferencia con la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, que el "impulso parcial" conseguido con el establecimiento de un dialogo sobre las reclamaciones de ambos países respecto a las aguas del Mediterráneo oriental debería mantenerse con pasos recíprocos.

De momento se desconoce si el inicio de los contactos exploratorios se verá retrasado o afectado por el aplazamiento al 1 y el 2 de octubre de la cumbre extraordinaria comunitaria prevista para el 24 y el 25 de septiembre, después de que una persona con la que Michel estuvo en contacto hace unos días haya dado positivo en coronavirus.

Precisamente uno de los principales temas que se iban a abordar esta semana en esa reunión eran las posibles sanciones contra Ankara, en el contexto de la tensión por la búsqueda de gas en aguas mediterráneas sobre las que Turquía, Chipre y Grecia reclaman derechos.

Las tensiones entre Grecia y Turquía se han enfriado en las últimas semanas tras un gran esfuerzo diplomático y todo un verano de amenazas, declaraciones cruzadas y maniobras militares, especialmente tras la salida de un buque exploratorio desde Turquía que inspeccionaba aguas que Grecia considera de su jurisdicción. EFE