Al Shabab reivindica el ataque

El grupo yihadista Al Shabab reivindicó hoy el ataque contra un vehículo de la ONU en Garowe, en el noreste de Somalia, en el que murieron al menos seis personas y cuatro resultaron heridas. "Los muyahidines atacaron a personal de la ONU y mataron a diez personas, entre ellos trabajadores de la ONU no musulmanes", dijo el portavoz de Al Shabab, Ali Dheere, en un comunicado.

El minibus estaba estacionado frente a la puerta de la sede de la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO) cuando explotó a primera hora de esta mañana.

La bomba estaba colocada bajo un asiento del vehículo y estalló cuando se disponía a entrar en el complejo, sede de la ONU en la capital de la región semiautónoma de Puntlandia. Entre las víctimas se encuentran un trabajador extranjero de la ONU, informaron fuentes de seguridad de la organización.

Ayer mismo, al menos 13 soldados que viajaban en un convoy la Misión de la Unión Africana en Somalia (AMISOM) murieron en otro ataque reivindicado por Al Shabab en el suroeste del país. Al Shabab, que en 2012 anunció su adhesión formal a Al Qaeda, lucha para instaurar un Estado islámico de corte wahabí en Somalia. Somalia vive en estado de guerra y caos desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barré, lo que dejó al país sin un gobierno efectivo y en manos de milicias radicales islámicas, "señores de la guerra"y bandas de delincuentes armados.