Su-24, el avión de combate con mayor índice de siniestralidad

Descrición del Su-24
Descrición del Su-24

El bombardero táctico ruso Sukhoi Su-24 derribado hoy en la frontera sirio-turca por un caza de Turquía tiene la mala fama de ser el avión de combate con más accidentes a sus espaldas en la flota de las Fuerzas Aeroespaciales de Rusia. El Su-24, un avión supersónico con ala de geometría variable que dejó de fabricarse en 1993, es complejo en el pilotaje y registra un promedio de 6 a 8 accidentes anuales desde el inicio de su explotación en 1975.

El avión, Fencer-A en la clasificación de la OTAN, es considerado junto al mucho más moderno Su-34 un bombardero táctico, capaz de lanzar tanto bombas como misiles contra objetivos en la retaguardia operativa del enemigo.

Las Fuerzas Aeroespaciales y la Armada rusa mantienen en la actualidad unos 120 Su-24 en sus filas, con una edad media de 30 años, aunque la intención de las autoridades rusas es renunciar totalmente a ese modelo hacia 2020.

El bombardero tiene un largo historial de participación en conflictos armados, entre ellos la invasión soviética de Afganistán, la guerra civil de Tayikistán y las dos guerras chechenas, además de la guerra del Golfo (1991), donde fue empleado por las Fuerzas Aéreas iraquíes.

Desarrolla una velocidad máxima de 1.600 kilómetros por hora y tiene un radio de acción máximo de 560 kilómetros. Según datos de la agencia rusa RIA-Nóvosti, unos 30 Su-24 participan en los ataques que lleva a cabo la aviación rusa contra posiciones de grupos opositores en territorio sirio desde el pasado 30 de septiembre.