Política

Assange abandonará «pronto» su reclusión en la Embajada de Ecuador en Londres

Julian Assange, junto al embajador ecuatoriano en Londres
Julian Assange, junto al embajador ecuatoriano en Londres

El fundador de Wikileaks, Julian Assange, salió ayer de su particular prisión para explicar que muy pronto abandonará la Embajada de Ecuador en Londres, donde se refugia desde hace más de dos años tras pedir asilo político. El responsable de sacar a la luz los cables que pusieron en jaque a la Casa Blanca vive en una habitación del edificio y no ha salido a la calle durante su cautiverio voluntario. Según los medios, sufre problemas cardíacos y pulmonares. Aunque en la rueda de prensa que ofreció junto al ministro de Exteriores ecuatoriano, Ricardo Patiño, reconoció que su salud ha sufrido, no ofreció más detalles, y se limitó a decir que su salida no se debe a lo que dice la Prensa. «Voy a dejar la embajada pronto, pero quizá no por las razones que ofrecen los medios de Murdoch», explicó. Durante su intervención también se refirió a los problemas que conlleva el hecho de vivir en una habitación pequeña –«algo que afectaría a cualquier persona sana»– dijo, y sin poder salir al exterior pues, de hacerlo, sería inmediatamente detenido por la Policía británica y llevado ante la Justicia sueca. Precisamente, aprovechó este encuentro para mostrar su desacuerdo sobre la situación de la investigación sueca. Afirmó que durante este tiempo no se ha producido «ningún movimiento» y subrayó que «nunca se han presentado cargos» contra él, «ni en Suecia ni en Reino Unido», al tiempo que rechazó, una vez más, las acusaciones de violación de dos mujeres. A su lado, Patiño lamentó que hayan transcurrido «dos años, perdidos para todos, de angustiante incertidumbre, sin justicia para nadie», y añadió que «ha llegado la hora de liberar a Julian Assange y de que se respeten sus derechos humanos».

Con los cambios en las leyes británicas de extradición, se cree que el equipo legal de Assange está reevaluando su situación. No obstante, Patiño dijo que se le continuará ofreciendo protección. En su opinión, durante ese tiempo se ha dado «una serie de reformas en el marco legal británico en materia de extradición» que, en principio, dijo, impedirían extraditar a personas que no han sido acusadas por ningún juez.