Política

Aumenta la tensión en Israel tras la muerte de un joven palestino en Jerusalén

Decenas de soldados israelíes se han desplegado frente a la casa del joven palestino desaparecido anoche en el barrio de Shuafat y hallado muerto hoy, donde han estallado enfrentamientos con grupos de manifestantes.

Según constató Efe, alrededor de 300 personas se congregaron esta mañana en las inmediaciones del edificio de varias plantas en el que vivía Mohamad Husein Abu Jedeir, de 16 años, cuando transcendió que su cadáver fue encontrado, con signos de violencia, en un bosque de la parte árabe de Jerusalén.

A medida que aumentaba la tensión, algunos de los concentrados comenzaron a lanzar piedras y otros objetos contra las tropas, que respondieron con métodos antidisturbios, sin que se hayan producido víctimas.

La Policía israelí admitió esta mañana que investiga un posible caso de venganza después de hallar el cadáver, en un asesinato que ya ha condenado el alcalde de Jerusalén Nir Barkat.

"Es un acto bárbaro y horrible que condeno. Esa no es nuestra manera de actuar y estoy seguro de que nuestras fuerzas de seguridad llevaran a los culpables a la justicia. Pido a todas la partes prudencia", afirmó.

Aunque la venganza es la principal vía de investigación dado el clima de protestas antiárabes que vive la ciudad desde que este martes se enterrara a los tres estudiantes judíos desaparecidos en Cisjordania y hallados muertos, los agentes no descartan que pudiera ser también "un crimen de honor".

Testigos explicaron a Efe que anoche vieron como un chico era obligado a entrar en un coche a la salida de la mezquita en el barrio de Shuafat, cerca de una zona comercial situada en Jerusalén Este.

"La policía descubrió el cuerpo en un bosque de Jerusalén y ahora se investiga si hay conexión con el chico desaparecido", explicó el portavoz de la Policía, Micky Rosenfeld.

Anoche, cuatro adolescentes israelíes ya fueron detenidos tras atacar a dos palestinos que trabajaban en el centro de Jerusalén, donde decenas de personas se manifestaron al grito de "muerte a los árabes"para pedir venganza por el asesinato de los tres estudiantes judíos en Cisjordania.

Según medios locales, agentes de policía arrestaron a un joven judío enmascarado cuando trataba de atacar a un empleado de una famosa cadena de comida rápida estadounidense situada en la parte peatonal de la ciudad santa.

Además, otros tres adolescentes fueron igualmente detenidos cuando intentaban una acción similar contra un palestino de origen beduino, igualmente empleado en el corazón comercial de Jerusalén, donde trabajan numerosos palestinos.

La edición digital del diario "Yediot Aharonot"informó, asimismo, de enfrentamientos en la calle Jaffa, pulmón comercial de Jerusalén, donde manifestantes bloquearon los accesos, trataron de entrar en el mercado de Menahe Yehuda y gritaron consignas como "muerte a los árabes", exigiendo a Israel que vengue el asesinato de los tres jóvenes estudiantes.

La Policía israelí elevó el lunes la alerta de sus fuerzas al nivel 3, de un total de 5, tras el hallazgo de los cadáveres de los tres jóvenes judíos secuestrados el pasado 12 de junio cuando hacían autostop en Cisjordania, por el temor a un deterioro de la situación y a posibles represalias por nacionalistas judíos.

Las miradas apuntan al grupo "Tag Mehir"(El precio a pagar), con un largo historial de ataques contra blancos palestinos, como el más propicio para una acción de venganza.