Internacional

Daesh cuenta con planes elaborados para liberar a sus presos

Incrementa los ataques contra los kurdos del PKK por ser los “carceleros” de sus combatientes

La liberación de los presos se ha convertido en una obsesión para Daesh que, tras el último mensaje conocido de su “califa” Abu Bark Baghdadi, han protagonizado algunas intentonas en los campos y cárceles de Siria, controlados por el PKK kurdo, donde ya se han registrado intentos de fuga y la evasión, no muchos, de algunos terroristas, según han informado a LA RAZÓN expertos en la materia. Al

Publicidad

parecer, la banda cuenta ya con un plan definido para acometer este tipo de acciones y liberar a su “combatientes”, incluidos las mujeres y los menores de edad.

Por lo que respecta a occidente, los países donde hay más reclusos de la banda yihadista, como España y Francia, son también objetivo de los planes de Daesh, pero con muchas menos posibilidades de obtener éxito en sus intenciones. Cualquier liberación “masiva” de reclusos supondría un alte y un después en la actual situación del Estado Islámico y vendría a visualizar su “reaparición” efectiva tras la derrota militar sufrida.

Publicidad

Los kurdos del PKK son un objetivo permanente de Daesh ya que no les perdonan haber protagonizado la derrota territorial que sufrieron en Siria. Pero ahora, tras el último mensaje del “califa”, han redoblado

sus ataques como venganza por el mantenimiento en campamentos o cárceles de miles de prisioneros del estado Islámico.

Publicidad

La agencia Amaq, de Daesh, al dar cuenta de un atentado en la ciudad de al-Qamishli, “en el que decenas de miembros del PKK fueron asesinados o heridos”, justificó el atentado por la situación en que

se encuentran “musulmanes en las cárceles y campos”. Y agregaba que “los combatientes del Estado Islámico en varias regiones han comenzado una campaña para responder a los ataques de elementos del PKK que se han intensificado recientemente contra los prisioneros musulmanes en las cárceles y campamentos, especialmente en los de "Hul"y "Ain Issa". Según distintos observadores, Daesh desarrollan desde mediados de septiembre una estrategia para liberar a sus “combatientes” que están presos en manos de los kurdos.Se aprovechan de los bajos salarios de los “guardianes”, que son fácilmente sobornables, o protagonizan fugas precedidas de revueltas internas en los campos que suelen iniciar las mujeres. El problema, es que todos estos individuos, algunos con mucha experiencia terrorista, vuelven a integrarse en las filas de la banda o son enviados a sus países de origen, en occidente, para que cometan atentados.

A Daesh, curiosamente, no le falta dinero para estos asuntos referidos a los presos ya que logra recaudar fondos por distintos sistemas, entre ellos mediante las cibermonedas. Las militantes femeninas de Daesh que están presas, son a veces, las más radicales y, según los mismos medios, habrían llegado a utilizar armas de fuego que habían sido introducidas clandestinamente en los campos. La consiguiente reacción de los kurdos contra las revueltas ha servido de “excusa” a los de Daesh para lanzar nuevos ataques contra el PKK por haber “maltratado” a sus féminas.