Todo lo que hay que saber sobre el «Ara San Juan»

Imagen del submarino tomada el 2 de junio de 2014.
Imagen del submarino tomada el 2 de junio de 2014.

El submarino “ARA San Juan” es del tipo TR-1700, fue construido en el astillero alemán Thyssen Nordseewerke y está al servicio del país desde 1985. Fue comprado por el ex almirante y dictador Emilio Massera . Es decir, es un submarino que ya tiene 32 años.

Si bien es un submarino de ataque, con seis tubos para lanzar hasta 24 torpedos, nunca participó en una acción bélica.

El San Juan, cuenta con propulsión eléctrica, con 960 elementos de baterías de plomo-ácido. La energía de estas baterías es provista a un motor eléctrico de propulsión de cuatro armaduras y 6.400 kW de potencia que transmite su movimiento a la línea de eje y por consiguiente a la hélice. Para la carga de baterías cuenta con 4 motores diésel MTU de 16 cilindros en V y 1.200 kW de potencia, que mueven a su vez 4 alternadores de 4.000 amperios. Al incendiarse, las baterías pueden perder hidrógeno, lo que contamina el oxígeno de la nave. Además, la calefacción quedaría dañada con peligro de hipotermia, y también el sistema de refrigeración que mantiene frescos los víveres. La nave ha tenido problemas con las baterías desde su diseño en Alemania con continuas reparaciones. Pero en la Armada mantienen una premisa: si el San Juan salió a navegar para hacer inmersión es porque estaba en condiciones.

Según informa BBC Mundo, Nordseewerke, que funcionaba desde 1903, dejó de construir buques en 2010 y por sus problemas económicos fue absorbido por otra compañía que se dedica a construir componentes para naves en altamar.

El día 17 de agosto de 2007 ingresó a las gradas del Astillero Ministro Manuel Domecq García, donde se le efectuó una denominada Reparación de Media Vida, que consiste en el corte de su casco para permitir el cambio de su planta propulsora, incluyendo los motores diésel y los 960 elementos de sus baterías. Se recorrieron todas sus válvulas y sistema eléctrico mientras que su casco fue completamente carenado. Esto le permitió aumentar su vida útil por 30 años más.

Continuando con los trabajos en la nave, en 2011 comenzó el ensamble del casco.​ A la vez, se incorporan en el buque un radar portátil de navegación, equipos de comunicaciones y un plotter Garmin GPSMAP 5012. Tras completar su reparación de media vida el ARA San Juan se hace a la mar en 2014, dejando lugar al ARA Santa Cruz (S-41) para similares tareas.

A lo largo del año 2014 recarga baterías, realiza las pruebas de mar y regresa a Mar del Plata escoltado por el resto de la Fuerza de Submarinos y otras unidades.​