GPS en los coches del estado para frenar el abuso extra laboral

El gobierno de Marruecos va a instalar próximamente GPS obligatorios en los vehículos del estado para frenar su uso abusivo en horario extra laboral, según ha anunciado el ministro de Equipamiento y Transportes, Aziz Rabah. La decisión, que hoy recoge la prensa marroquí, se toma para controlar el uso de estos vehículos, principalmente en los fines de semana, cuando es habitual verlos en supermercados o parques públicos, utilizados en situaciones sin relación alguna con el trabajo.

El Estado marroquí cuenta con 136.000 vehículos públicos, según las cifras de Rabah, y el gobierno encabezado por el islamista Abdelilah Benkirán (del mismo partido que Rabah), que hizo de la lucha contra la corrupción una de sus banderas, prometió frenar su uso abusivo.

La Red marroquí para la protección del dinero público ha calculado lo que cuesta a Marruecos mantener este parque público cada año: 540 millones de dirhams (50 millones de euros) en compra de combustible subvencionado, 300 millones (27 millones de euros) en mantenimiento y 9 millones (800.000 dirhams) en seguros.

El presidente de la Red, Tarek Sbai, dijo a Efe que nunca ha habido medidas para sancionar el uso extra laboral de los vehículos, y dijo que en general hay un "despilfarro grave"en el uso general del parque automóvil.