Rajoy transmite a Netanyahu su enérgica condena por el «vil atentado»

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha transmitido hoy al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, su más enérgica condena por el "vil atentado"terrorista perpetrado esta mañana contra una sinagoga en Jerusalén, en el que han muerto seis personas.

Rajoy ha enviado un telegrama de condena a Netanyahu en el que le envía sus más sinceras condolencias por las víctimas mortales y los heridos que ha causado el ataque, el afecto del pueblo español a sus familiares y allegados y expresa el deseo de una pronta recuperación a los heridos.

"El Gobierno de España y todos los españoles nos sentimos profundamente consternados y unidos, en estos momentos de gran dolor e indignación, a Israel y a sus ciudadanos", afirma Rajoy.
Brutalidad sin sentido
El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, ha calificado de acto de "brutalidad sin sentido"el ataque cometido por dos presuntos palestinos armados con hachas y cuchillos en una sinagoga de Jerusalén que ha dejado cuatro muertos este martes. "Esto simplemente no tiene cabida en la conducta humana", ha declarado Kerry a la prensa antes de reunirse en Londres con el ministro de Exteriores británico, Philip Hammond.

"La gente que había acudido a rezar a Dios en el santuario de la sinagoga ha muerto a hachazos y acuchillada en su lugar sagrado en un acto de puro terror y brutalidad sin sentido", ha añadido.

Kerry, que ha dicho que ha hablado con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha pedido al presidente palestino, Mahmud Abbas, que condene el ataque, algo que éste ha hecho posteriormente.

Odioso atentado
Por su parte, el presidente de Francia, François Hollande, condenó hoy el "odioso"atentado de esta mañana en Jerusalén en el que murieron al menos seis personas.

"El presidente denuncia con la mayor fuerza el odioso atentado perpetrado esta mañana en una sinagoga en Jerusalén y a todos los que han osado saludar ese acto", indicó la Presidencia francesa en un comunicado.

Hollande, que trasladó su pésame a las familias y al pueblo israelí, subrayó su "intensa inquietud ante el encadenamiento de actos de violencia en Jerusalén, Israel y Cisjordania".