Internacional

Robert Bowers, el autor del tiroteo de Pittsburgh, gritaba mientras disparaba: «Solo quiero matar judíos»

Estaba afiliado a la red social Gab, punto de encuentro de la ultraderecha de Estados Unidos con cientos de miles de usuarios

El presunto asesino de al menos ocho personas en una sinagoga de Pittsburgh, en Estados Unidos, ha sido identificado como Robert Bowers, un hombre blanco, corpulento y con barba, conocido como un supremacista blanco habitual de los ambientes de ultraderecha en Estados Unidos, como la red social Gab, de la que era usuario, aunque poco después del tiroteo su cuenta fue borrada. En su perfil, como biografía, había escrito: “Los judíos son los hijos de Satanás”. Asimismo había escrito también que no era votante de Donald Trump y que éste no era un nacionalista, sino un “globalista”.

Publicidad

Bowers disparó con un rifle AR-15 e iba armado también con varias pistolas. El AR-15 es el arma de asalto “favorita” de los asesinos que gustan de protagonizar grandes masacres en Estados Unidos.

Así es el AR-15, el rifle semiautomático que ha protagonizado algunas de las mayores matanzas en Estados Unidos

Publicidad

Publicidad

Bowers actuó probablemente en solitario, según ha informado el fiscal del distrito oeste de Pensilvania, Scott Brady, en rueda de prensa este domingo, donde junto al FBI y el departamento forense se ha informado a los medios de los pormenores del tiroteo e identificado a las víctimas mortales.

Irrumpió en la sinagoga en torno a las 09.45 de la mañana hora local, armado con un fusil de asalto AR-15 y tres pistolas, todas de la compañía Glock, con las que abrió fuego de manera indiscriminada durante 20 minutos en tres zonas de lugar de culto: la entrada, el atrio y el sótano.

"Disparó una gran cantidad de munición", ha explicado el forense del condado de Allegheny, Karl Williams, quien afirmó que habían encontrado "casquillos por todas partes".

Durante el tiroteo y durante el posterior enfrentamiento con la Policía, Bowers proclamó gritos antisemitas. "Todos los judíos deben morir", "están cometiendo un genocidio contra mi gente", "solo quiero matar judíos".

Bowers ha sido formalmente acusado de 29 delitos federales, 22 de ellos punibles con la pena de muerte, según Brady.

Por último, el alcalde de Pittsburgh, Bill Peduto, ha aprovechado su turno de palabra para rechazar la petición del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de poner a guardias armados en lugares de culto para impedir esta clase de tragedias. "Lo que deberíamos hacer es pensar cómo podemos quitar las armas a esta gente que expresa su odio a través del asesinato", ha declarado.

Publicidad

A continuación, las autoridades han divulgado los nombres de los fallecidos. Entre ellos hay dos hermanos y un matrimonio. Las víctimas mortales han sido identificadas como:

· Joyce Fienberg, 75 años· Richard Gottfried, 65 años· Rose Mallinger, 97 años· Jerry Rabinowitz, 66 años· Cecil Rosenthal, 59 años· David Rosenthal, 54 años (hermanos)· Bernice Simon, 84 años· Sylvan Simon, 86 años (matrimonio)· Daniel Stein, 71 años· Melvin Wax, 88 años· Irving Younger, 69 años