Un exterrorista del IRA acusa a Gerry Adams de pertenecer a la banda

Gerry Adams, de pie, y Martin McGuinness, sentados, en una imagen de 2011.

Un exterrorista del ya inactivo Ejército Republicano Irlandés (IRA) asegura que el presidente del Sinn Féin, Gerry Adams, fue uno de los líderes de la banda armada.

Un excombatiente del ya inactivo Ejército Republicano Irlandés (IRA) asegura que el presidente del Sinn Féin, Gerry Adams, fue uno de los líderes de la banda armada durante el conflicto en Irlanda del Norte, acusación que el dirigente nacionalista siempre ha negado, informa Efe.

Según informa hoy la cadena británica BBC, el exmiembro del IRA Peter Rogers declaró en una entrevista que Adams y Martin McGuinness, el "número dos"del Sinn Fein -antiguo brazo político del IRA-, le ordenaron en 1980 transportar explosivos al Reino Unido.

McGuinness, viceministro principal del Gobierno norirlandés de poder compartido entre católicos y protestantes, nunca ha ocultado su condición de comandante del IRA, que abandonó, según él, a principios de la década de los 70, pero Adams continúa negando su pertenencia a la organización paramilitar.

Rogers, de 69 años, aseguró a la BBC que la dirección del IRA le había pedido que transportara explosivo líquido en un vehículo hasta el Reino Unido en 1980, en plena campaña de atentados de la banda en el país vecino, pero que se negó porque consideraba que la operación era demasiado peligrosa por la inestabilidad de ese tipo de explosivo.

Ante el retraso, Adams y McGuinness se reunieron con él en Dublín para abordar la situación.

"Gerry (Adams) me dijo 'mira Peter, no podemos cambiar el explosivo, vas a tener que ir con lo que tenemos y cuanto antes lo hagas mejor'. En mi opinión, se me dio una orden directa", explicó Rogers.

Poco después de ese encuentro, el 13 de octubre de 1980, la Policía irlandesa (Garda) le dio el alto mientras transportaba los explosivos en una furgoneta por una carretera del condado de Wexford, al sureste de Irlanda, y Rogers abatió a tiros al agente Seamus Quaid e hirió a otro.

Aunque fue apresado y condenado a muerte ese año, su pena se quedó al final en 40 años de cárcel, que cumplió en parte en la prisión de Portlaoise, donde al cabo de una década decidió abandonar el movimiento republicano.

Rogers fue puesto en libertad tras la firma del acuerdo de paz del Viernes Santo (1998), texto que puso fin a casi cuatro décadas de conflicto, e inició un proceso de reconciliación al pedir perdón a las víctimas.

Esta no es la primera vez que excompañeros de Adams, presidente del Sinn Fein desde 1983, le acusan de pertenecer al IRA durante el conflicto en la provincia británica, que causó más de 3.500 muertos, la mayoría por la violencia republicana.

Entre otras acciones, se le acusa de ordenar el atentado con bomba perpetrado por el IRA en 1973 contra el tribunal penal londinense de Old Bailey, que provocó un muerto y heridas a más de 200 personas.

También se le ha vinculado con el asesinato de Jean McConville, ejecutada en 1972 en Belfast por el IRA supuestamente porque espió para las fuerzas de seguridad británicas en la región.

McGuinness, por contra, sí ha reconocido que lideró al IRA en Derry hasta, al menos, 1972, el año que el Ejército británico asesinó en esa localidad norirlandesa a catorce civiles durante una marcha por los derechos humanos, en el llamado "Domingo Sangriento".