Actualidad

Don Juan Carlos, padrino en el bautizo del hijo de María Zurita

María Zurita, conduciendo su coche, su bebé, Carlitos, de copiloto, y en los asientos traseros el párroco, Vicente Ruiz de Velasco, junto a la cuidadora del niño, eran los primeros en llegar al Club Puerta de Hierro de Madrid para que el pequeño recibiera las aguas bautismales rodeado de sus seis padrinos: Don Juan Carlos, que llegó poco después sin la Reina Emérita, que excusó su asistencia, igual que la infanta Cristina; Alfonso Zurita; Miguel Mas; Alejandra Rojas, Cristina Durán, y María Escudero. María Zurita quería un bautizo familiar e íntimo y así ha sido el del pequeño «ratón», como le llama cariñosamente su madre. Carlos Zurita Borbón recibía en la ermita del club privado Puerta de Hierro de Madrid, con tranquilidad borbona porque no rechistó en toda la ceremonia, las aguas del Jordán de manos de Vicente Ruíz de Velasco, amigo de María, llegado expresamente desde Santander para oficiar el bautismo. A las seis de la tarde llegaban los seis padrinos y los familiares más cercanos, como sus primas, la Infanta Elena sin sus hijos, Simoneta, Beltrán y Fernando Gómez-Acebo, entre ellos. Apenas medio centenar, que es la capacidad de la ermita. Antes de la ceremonia posaron para el álbum de fotos familiar. Un reportaje fotográfico completo para inmortalizar uno de los días más felices para María Zurita. En el momento en el que se empezaba a poner el sol sobre el monte del Pardo y comenzaba a prepararse una tormenta, Carlitos, en brazos de su madre y rodeado de sus padrinos, recibía por segunda vez el agua bendita; en el hospital le dieron las «aguas de socorro». Carlitos había llegado antes de tiempo al mundo, pero lo hizo con ganas porque remontó la adversidad de nacer con los pulmones, el corazón y el intestino inmaduros.

Publicidad

«El año más feliz»

Qué mejor forma de celebrar los 43 años de su madre que con un bautizo, pues María celebraba su onomástica este pasado domingo. Así lo expresó en sus redes sociales, donde mostraba orgullosa una selección de fotos de ella con su bebé: «GRACIAS Dios por guiarme, protegerme y cuidarme en este año tan duro y a la vez tan maravilloso que me has dado. Gracias por poner Tu mano sobre #súpercarlitos y ayudarle a salir adelante. Gracias por regalarle la vida y a mí por bendecirme con ella. Gracias por el año más feliz que he podido tener».

El colofón para alguien tan creyente no podía ser otro que un bautizo cristiano. María prefirió hacerlo en dos partes. Por un lado, la ceremonia estrictamente religiosa y a las ocho de la tarde se incorporaban al cóctel en los jardines, entre mesas con centros del flores blancas, el resto de invitados, entre los que estaban Alejandra Prat, Maribel Yébenes, Patricia Cerezo y Ramón García, Paloma Cuevas con Enrique Ponce, María Pelayo, del equipo de comunicación del PP de Casado, Susanna Griso, Jesús Vázquez con su marido Roberto y Pedja Mijatovic y su esposa, Aneta.

Publicidad