Cádiz, Huelva y Jaén frenan la mejora en el desempleo

La comunidad lidera el descenso nacional y baja del umbral del 30% aunque continúa a casi nueve puntos de la tasa media del país y es la región con más paro de España

Susana Díaz destacó la necesidad de estabilidad política  para que «se crezca y se cree empleo»
Susana Díaz destacó la necesidad de estabilidad política para que «se crezca y se cree empleo»

El número de desempleados bajó en 197.400 personas, un 14,1%, en Andalucía en 2015. La tasa de paro cae en 1,9 puntos y se sitúa por debajo del umbral psicológico del 30% –29,83%– de la población activa, aún a casi nueve puntos de la media española (20,9%). Andalucía encabeza el descenso del desempleo en el país pero mantiene varias provincias entre las que cuentan con más paro de España y suma 1.198.300 desempleados. Andalucía fue en 2015 la segunda de España con mayor tasa de paro, sólo superada por Melilla.

Las provincias de Cádiz, Huelva y Jaén son las que registraron la tasa de paro más alta de Andalucía, con un 36,73%, un 32,65% y un 30,84%, respectivamente. Málaga también supera, por décimas, el 29,83% de tasa media nacional. En números absolutos, están en cabeza Sevilla (275.600 parados), Málaga (214.500) y Cádiz (213.900). En Córdoba, la tasa de paro ascendió al 29,7%; en Sevilla, al 29,08%; en Granada, al 28,82%; en Málaga, al 26,98%; y en Almería, al 25,13%. Sólo Sevilla presenta una tasa de actividad superior en 0,19 puntos al 60%. La media andaluza es del 58,4%.

En un extremo, Cádiz, 15 puntos por encima de la media de paro y donde se alcanzó la mayor tasa de desempleo durante la crisis (43,23%, primer trimestre de 2014). En el otro, Almería, a menos de un punto de recuperar el nivel de paro previo a la crisis y donde más ha bajado respecto a su máximo.

La reducción del desempleo regional se explica en el aumento de 61.300 empleos, un 2,2%, en el cuarto trimestre del pasado año y de 137.500, un 5,13%, en todo 2015. Según la Encuesta de Población Activa (EPA), publicada ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE), Andalucía cuenta con 2.819.400 ocupados. El descenso de la población activa, que bajó en un año en 59.900 personas, un 1,4%, también explica la mejoría. Sólo en el último trimestre de 2015, la población activa andaluza cayó en 22.300 personas, un 0,5%.

En el cuarto trimestre de 2015, el número de parados bajó en 83.600 personas en Andalucía, un 6,5%. En España, cayó en 678.200 personas, un 12,4% en 2015. Se trata del mayor descenso anual de la historia del país. Los actuales 4.479.500 parados representan una cifra inédita desde finales de 2010.

La mayor caída del paro en Andalucía en 2015 radica en la agricultura (22,1%); entre los que buscan su primer empleo (16,2%); los servicios (0,16%); y la construcción (0,16%). Por contra, el paro se incrementó en la industria un 3,5%. Por sexo, el desempleo bajó un 15,3% entre los varones en 2015 y un 12,9% entre las mujeres. En todas las provincias bajó el paro, encabezadas por Almería (34,2%); Granada (19,9%); Málaga (14,9%); Córdoba (12,9%); Cádiz (12,4%); Sevilla (8,1%); Huelva (8%); y Jaén (6,5%). Un 17,27% de los hogares andaluces tiene a todos sus miembros en paro, 3,93 puntos menos que en 2014. En España, esta tasa bajó un 11,9%.

Según la presidenta de la Junta, Susana Díaz, los datos evidencian que Andalucía «lidera» la reducción del paro en España, destacando que por primera vez la tasa de desempleo baja del 30%. Díaz resaltó que la estabilidad política en Andalucía posibilita la «certidumbre» y que «se crezca y se cree empleo». El consejero de Empleo, Empresa y Comercio, José Sánchez Maldonado, destacó que se trata del mejor dato de ocupación desde 2005 y subrayó que Andalucía aportó uno de cada tres parados en España en 2015 y uno de cada cuatro empleos generados.

Por su parte, UGT incidió en que «casi 1,2 millones de parados consolidan 2015 como un año de paro, precariedad y destrucción de los derechos laborales». CC OO calificó como «una vergüenza» que la comunidad lleve cuatro años «sin políticas activas de empleo». CSIF ve insuficiente la creación de 29.900 empleos públicos, teniendo en cuenta que se han perdido cerca de 36.000 plazas. La ATA recordó que «el presente no está siendo bueno» en relación a la incertidumbre política. Cepes pide un plan específico por el empleo de calidad. La CEA incidió en que «la estabilidad política es imprescindible para la generación de empleo». El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, sostuvo que la EPA «confirma la necesidad de un Gobierno estable que consolide el proyecto de crecimiento económico iniciado estos años». El PP-A solicitó que la Junta «incorpore las reformas que ha realizado el Gobierno para que el paro se reduzca en esta región al ritmo de las demás». Juanma Moreno subrayó que no es momento para «experimentos». IU lamentó que la bajada del paro se produzca «a costa de aumentar el trabajo temporal y bajar los salarios». C’s reclamó un «verdadero cambio» en las políticas activas de empleo. Para Podemos, «no es motivo de jolgorio» con Andalucía a diez puntos de la media nacional. El PSOE-A defendió que la EPA demuestra que Andalucía «tira del carro de la creación de empleo y de la bajada del paro en España».