Política

De la Torre defiende su plan de austeridad que permite no subir tasas

La Razón
La RazónLa Razón

El Ayuntamiento de Málaga celebró ayer el noveno debate del Estado de la Ciudad en una sesión extraordinaria, marcada por las continuas protestas de representantes sindicales del cuerpo de Policía Local contra las medidas de recorte aprobadas recientemente por el equipo de gobierno del PP, que, por su parte, destacó de los últimos doce meses de gestión la aprobación de un plan de ajuste que «recorta en gastos superfluos y mantiene los servicios de calidad». La oposición, formada por PSOE e IU, reprochó la labor de los populares y acusó al alcalde, Francisco de la Torre, de olvidarse de los intereses de los ciudadanos y priorizar cuestiones partidistas. Sin embargo, De la Torre subrayó que frente a la «inacción y los continuos incumplimientos de la Junta con la ciudad», la implantación del citado plan de austeridad «supone todo un recorte en política de personal y en contención de gasto, en definitiva, exceptuando las partidas relativas a políticas sociales, empleo y los ejes estratégicos de la ciudad: turismo, cultura y tecnología». «Su aplicación nos permite continuar con la moderación fiscal –añadió–. Venimos de una subida cero en 2010 y 2011 y de una congelación en 2009 y 2012. Para el año que viene, repetimos subida cero en la mayoría de los impuestos, tasas y precios públicos porque creemos que ese dinero está mejor ahora en el bolsillo de los ciudadanos que en las arcas». Subrayó también que el Ayuntamiento «paga en tiempo y forma a sus proveedores».