Actualidad

Girela: «Meterle la mano en los bolsillos a los funcionarios es un mensaje perverso»

El presidente de CSIF Andalucía defiende que hay que modernizar la Administración y recuperar el poder adquisitivo perdido por los trabajadores

El presidente de CSIF Andalucía defiende que hay que modernizar la Administración y recuperar el poder adquisitivo perdido por los trabajadores

Publicidad

Maestro alpujarreño, Germán Girela (Órgiva, 1971) acaba de aterrizar para ponerse al frente del sindicato con mayor representación en la Administración andaluza.

El sector público está funcionando al límite después de todos estos años de crisis económica. ¿Los servicios públicos peligran?

El sector público necesita sentarse y hacer una planificación lo más acertada posible. Los políticos deben determinar qué servicios debe prestar la Administración y una vez que se planifiquen hay que blindarlos porque, si no, se ponen en peligro muchos empleos y muchos servicios públicos.

Desde 2012, se han perdido casi 38.000 funcionarios en Andalucía, entre el Gobierno y la Junta.

Publicidad

La tasa de reposición nos bloqueó la posibilidad de aumentar el número de empleados públicos. Ahora hay unas ofertas de empleo que se están poniendo en marcha, pero no van al ritmo que deberían. Estamos instando a la Administración a que acelere los procesos de estabilización para intentar bajar la tasa de temporalidad porque es altísima.

El objetivo es situarla en el 8%, ¿en qué porcentaje está?

Publicidad

Hay unos 242.000 empleados públicos en Andalucía y en torno a 60.000 son temporales. No son los interinos estructurales que están pendientes de la resolución del Tribunal de Justicia Europea (TJUE), esos son en torno a 30.000. Así que nos estamos yendo al 25% de tasa de temporalidad.

Esos interinos han llevado una iniciativa legislativa popular (ILP) para que se debata en el Parlamento su incorporación sin oposiciones. ¿Está de acuerdo?

Ahí hay varias cuestiones. El informe de la Abogacía del TJUE pone de manifiesto algo que CSIF viene diciendo hace mucho tiempo: que la Administración pública ha abusado de la figura temporal.

¿Y sigue abusando?

Ahora mismo tiene pendiente la solución a ese abuso y no debe perder ni un segundo en agilizar los procesos de estabilización. El informe viene a decir que, aunque la Administración ha abusado de la temporalidad, solamente se establecerá en algunos casos algún tipo de indemnización, pero no el paso a empleado público fijo.

Los profesionales sanitarios han convocado protestas, ¿cómo ve la situación de la sanidad?

Publicidad

Entendemos que hay que poner más recursos y sobre todo se necesita mucho más diálogo.

Ya se lleva 11.000 millones de los 38.500 del Presupuesto. ¿Es cuestión de dinero o de reorganización?

Hay de todo un poco, pero en sanidad y educación no nos podemos plantear el coste que tienen. En sanidad, seguimos siendo los penúltimos en España en inversión por habitante.

¿Cómo está siendo la relación con el nuevo Gobierno?

Acabo de llegar, todavía no he tenido oportunidad de sentarme con la Junta. Tenemos una agenda pendiente para ir haciéndole propuestas para modernizar la Administración y de las reivindicaciones de los trabajadores, que pasan por recuperar el poder adquisitivo que venimos perdiendo: desde 2010 casi un 20 por ciento.

¿Cree que la sociedad recibe bien esas reivindicaciones de los funcionarios?

Creo que las actuaciones de los políticos no han ayudado nada la imagen que tiene la ciudadanía de los funcionarios. La primera medida de esta crisis fue meterle la mano en los bolsillos a los empleados públicos. Eso lanza un mensaje a la ciudadanía perverso porque puede interpretar que la culpa de los baches económicos la tienen en parte los empleados públicos. Espero que los políticos hayan aprendido que la solución a la crisis no pasa porque nosotros seamos la caja registradora.

¿Cómo se entiende que CSIF no participe en la concertación social?

A nadie a quien se lo explicas lo entiende. Hay una concertación social que se regula con una Ley Orgánica del año 85. ¿Por qué no está contextualizada a la realidad de hoy? Hay que trasladar al ámbito sindical el pluralismo político que hay en la sociedad. ¿Por qué no se modifica? Porque entraríamos en juego organizaciones potentísimas como la nuestra. Y luego hay una realidad dramática y es que el desempleo en Andalucía es una lacra tremenda y este diálogo social lleva más de treinta años reeditándose y no le da ni un rayito de luz.

¿Esa exclusión es solo un tema económico por el reparto de subvenciones?

Probablemente esté en el origen del blindaje. Afortunadamente, CSIF se financia y se nutre del dinero de sus afiliados y lo último que nos interesa es ser partícipes del reparto del pastel de subvenciones, no las queremos. Nuestras cuentas están auditadas, cualquier ciudadano las puede ver en la web y tenemos superávit, con lo cual nadie nos va a comprar por una subvención.

Después de 37 años con gobiernos de un mismo partido, ¿cómo es ahora el diálogo con la Junta?

Quieren poner cosas en marcha pero se les nota, no sé si por inexperiencia, falta de diálogo con los agentes sociales. Se están poniendo en marcha a muchísimas medidas pero los sindicatos nos enteramos hasta por la prensa. Se me viene a la cabeza el plan de choque de sanidad, que jamás fue negociado ni tuvimos información. Nos íbamos enterando a golpe de periódico.