Griñán anuncia la firma del cuarto Pacto por el Turismo andaluz

La comunidad acabó 2012 con un descenso del 1,1% en la cifra de visitantes

Griñán, entre el presidente de la CEA y el Consejero de Comercio y Turismo, en el pabellón andaluz
Griñán, entre el presidente de la CEA y el Consejero de Comercio y Turismo, en el pabellón andaluz

La Feria Internacional del Turismo (Fitur) fue el escenario ayer del anuncio del cuarto Pacto por el Turismo andaluz por parte del presidente de la Junta, José Antonio Griñán, durante la inauguración del Pabellón de Andalucía en Madrid. Se trata de una «presentación en sociedad» de una iniciativa que busca luchar contra la estacionalidad y la promoción de «personal estable, que cada vez se forma mejor y que es el que hace repetir al visitante». Para Griñán, este acuerdo supone «el camino hacia un gran Pacto por Andalucía que se promueve desde la sociedad hasta la política contando con todos los partidos políticos» y que busca, en definitiva, «puntos de encuentro para salir de la crisis creando empleo».

En el acto también estuvo presente el consejero de Turismo y Comercio, Rafael Rodríguez, quien aseguró que la comunidad cerró 2012 con 21,6 millones de turistas, lo que supone un descenso del 1,1%, y que los ingresos han ascendido a 16,3 millones de euros, un 3,8% más. Según Rodríguez, el descenso del turismo nacional se debe a la crisis económica y a la menor capacidad adquisitiva frente a un turismo extranjero que aumenta. Además, también aseguró que Andalucía afianza su liderazgo como destino turístico con una valoración media por parte del turista de casi 8 puntos, en una escala de 1 a 10.

En este sentido, el presidente andaluz, en su intervención inaugural, se refirió a la caída del turismo nacional –que supone más de la mitad de las visitas– y coincidió en que el origen está en un mercado nacional «muy castigado por la caída del poder adquisitivo». «Muchas veces no pensamos –dijo– que debilitar el consumo y reducir el gasto público es perjudicial para la economía» y más para el sector de los servicios, donde las empresas tienen grandes dificultades para acceder a la financiación. No obstante, Griñán subrayó que Andalucía, un año más, se ha consolidado como «comunidad preferida por los españoles como destino turístico» y sigue ocupando el primer puesto en el ranking nacional.