Podemos aboga ahora por ampliar a ocho miembros la Mesa del Parlamento andaluz

Propone también dar voto de calidad al presidente para evitar bloqueos de funcionamiento

Miembros de la Mesa del Parlamento andaluz, a la que se sumó la popular Patricia del Pozo
Miembros de la Mesa del Parlamento andaluz, a la que se sumó la popular Patricia del Pozo

Propone también dar voto de calidad al presidente para evitar bloqueos de funcionamiento

Podemos ha girado para intentar avanzar. Su representante en la Mesa del Parlamento andaluz, Juan Ignacio Moreno Yagüe, aseguró no ser partidario de que ese órgano interno de la Cámara se ampliara a ocho sillas para que pudiera volver IU con plenos derechos –tras su salida por una sentencia del Tribunal Constitucional que obligó a hacer hueco a la diputada del PP Patricia del Pozo– ni de que para combatir el posible bloqueo en su funcionamiento que ese número par podría producir, se dotara al presidente, el socialista Juan Pablo Durán, de un voto de calidad. Sin embargo, en el número 409 del boletín oficial de la institución (BOPA) se publicó una propuesta para reformar el Reglamento de la Cámara, firmada por la líder andaluza de la formación morada, Teresa Rodríguez, en la que se asevera que «resulta necesario que se establezcan unos criterios de corrección que puedan aplicarse tras votaciones de elección de los miembros de la Mesa en las que los resultados iniciales no permitan que estén en este órgano todos los partidos, federaciones y coaliciones que, habiendo concurrido a las anteriores elecciones, hubieran obtenido en las mismas representación suficiente para constituir grupo parlamentario». Tras defender que la aplicación de esos elementos correctores «no es algo novedoso» en la práctica parlamentaria, se deja claro que, en el supuesto de que se realicen, no podrán afectar «en ningún caso» a «la persona elegida para ocupar la Presidencia del Parlamento», sino en primer lugar a las secretarías y en segundo, si fuera necesario, a las vicepresidencias. Y hay más. Admiten la inevitabilidad de buscar «una solución transitoria» para lo que resta de la X legislatura que «permita a todos los grupos parlamentarios tener un miembro en la Mesa –IU está ahora con voz pero sin voto– , ya que éste es el espíritu que se desprende sin lugar a dudas del artículo 36 del Reglamento». Desde esa base, Rodríguez aboga por «la ampliación» del ente interno para evitar «conflictos derivados de la laguna jurídica existente hasta ahora» en esa norma. Y su apuesta no queda ahí. Pretende que se establezca «de forma excepcional» para lo que resta de legislatura que «los posibles empates que puedan producirse en una Mesa con ocho miembros se resuelvan con el voto de calidad de su presidente o presidenta», es decir, Durán, eso sí, «exclusivamente» durante el mencionado periodo. Para lograrlo, en la propuesta de Podemos se recoge cómo deberían quedar redactados a su juicio dos artículos del Reglamento a modificar, el 35 y el 36, así como una disposición adicional segunda, que habría de añadirse.

Con todo, no parece que la iniciativa del partido morado vaya a ser la solución, ya que fuentes de otros grupos dicen «no compartirla del todo». El más afectado, IU, sí que urge a cambiar un Reglamento «anticuado» para ajustarlo a una realidad parlamentaria más plural, con más fuerzas políticas.