Publicidad
Publicidad
Actualidad

Reabre al público el aparcamiento de la Plaza Mayor de Valladolid

El alcalde de la ciudad, Óscar Puente, pide disculpas a todos los afectados por los cuatro meses de retraso

Buenas noticias para los vallisoletanos y turistas, pero especialmente para los comerciantes y hosteleros del entorno de la Plaza mayor de la ciudad.

Publicidad

Y es que ayer se reabría a los conductores el aparcamiento del principal ágora de la capital vallisoletano, pero lo hacía con cuatro meses de retraso. El alcalde de Valladolid, el socialista Óscar Puente, pedía disculpas a los afectados por ello debido a los cortes de las calles aledañas, pero se excusaba con la complejidad del proyecto y con la aparición de tuberías y conducciones que se desconocían que existían y que han ralentizado los trabajos.

Puente se quedaba con lo positivo de las obras que, en su opinión, pasa principalmente por que con los nuevos accesos hacia las calles Manzana y Molinos, se ha conseguido mejorar la seguridad y dar respuesta a un serio problema existente y que iba cada vez a más: los continuos roces entre conductores y peatones a la hora de compartir parte del espacio.

Según explicaba el alcalde, alrededor de 1.800 conductores que utilizan este párking a diario para dejar allí su vehículo, ya no circularán por la Plaza Mayor como hacían antes tras las obras, que han supuesto 1,5 millones de euros al Ayuntamiento con cargo a inversiones financieras sostenibles.

Aparte de los nuevos accesos, los trabajos han incluido tres salidas peatonales en la Plaza Mayor además de un ascensor para garantizar la accesibilidad de todas las personas.

Publicidad

Desde el PP, la concejal Pilar del Olmo, se mostraba satisfecha de que por fina hayan finalizado las obras, por las pérdidas que ha ocasionado a los hosteleros y comerciantes. Por ello, y tras mostrar también sus dudas de que pueda haber problemas de inundaciones cuando llueva en los accesos, Del Olmo pedía al Ayuntamiento que ofrezca medidas a los comerciantes, como horas gratis de aparcamiento para que puedan de alguna forma compensar sus pérdidas.