Universitarios de toda España muestran una Iglesia que muchos jóvenes no conocen

Valladolid acoge el 66 Encuentro promovido por estudiantes católicos bajo el lema «Llamados a amar»

Elena Martín Acebes, una de las participantes en la reunión
Elena Martín Acebes, una de las participantes en la reunión

Valladolid acoge el 66 Encuentro promovido por estudiantes católicos bajo el lema «Llamados a amar»

«Mostrar una cara de la Iglesia que muchos jóvenes no conocen» y «pensar, hablar, reflexionar sobre el amor, la afectividad y la familia». Ésto es lo que buscan el centenar de universitarios de toda España, que se reúnen hasta hoy en Valladolid, en el 66 Encuentro que organiza la asociación de estudiantes católicos, bajo el lema, en esta ocasión, «Llamados a amar».

Así lo señala a LA RAZÓN una de las participantes, la joven vallisoletana, Elena Martín Acebes, que cursa sus estudios en Madrid. En este sentido, añade que «intentamos enseñar que existe otra Iglesia que la de nuestros abuelos rezando el Rosario; una comunidad como una familia que acoge a cualquiera».

También afirma que ya ha participado en unos 20, y que tras ellos, «además de salir con muchas ganas por hacer cosas y lanzarte al apostolado, me sirven para ver que la fe está presente y enriquece todas las áreas del conocimiento», ya que «no nos podemos quedar con las ideas platónicas sino transmitir a los demás el amor a Dios, lo grande que es la Iglesia». Sobre el tema del encuentro vallisoletano, Elena Martín subraya que «nos debe servir para que los profesionales con más experiencia den respuesta a nuestras preguntas, porque en el tema del amor y la afectividad hay muchas versiones contradictorias, y también los jóvenes tenemos que tener respuestas y referencias más claras». Asimismo, dice que las jornadas deben servir «para unir fe y razón, cultura y fe, y que están muy bien y tienen mucho futuro, como ya defendió el Padre Tomás Morales, que fue el precursor de estos encuentros».

Asignatura de Religión

Además, Elena Martín está cerca de la calle y, a preguntas del periodista, se refiere a la problemática levantada por el PSOE sobre la asignatura de Religión. Al respecto, declara que «no se puede obligar a nada», pero como católica «creo que es un tema importante por cultura general y para que la gente vea la inmensa riqueza que es tener a Dios muy presente».

El 66 Encuentro de Universitarios fue inaugurado por el obispo de San Sebastián, Monseñor Munilla, que se dirigió a los jóvenes participantes, con la frase provocativa «Dios no hace basura».

Además inició su intervención incidiendo en las dos grandes emergencias de la juventud de hoy: la educativa y afectiva. Durante el coloquio que tuvieron con Monseñor Munilla, los estudiantes manifestaron con total sinceridad sus dudas ante las heridas afectivas que él había expuesto en su conferencia: el narcisismo, el pansexualismo y la desconfianza.

Bajo el lema «Llamados a amar», los universitarios señalaron que es una palabra que está cada vez más manchada y confundida.