Colau reduce las obras veraniegas pero se ensaña con el metro

La L1 y la L5 estarán cerradas entre uno y dos meses para modernizar las instalaciones

Las obras que tendrán más impacto serán las relacionadas con la Ronda de Dalt
Las obras que tendrán más impacto serán las relacionadas con la Ronda de Dalt

La L1 y la L5 estarán cerradas entre uno y dos meses para modernizar las instalaciones

Los veranos en España son sinónimo de fiestas patronales, pero también de obras. Y Barcelona no podía ser una excepción. Aprovechando la habitual reducción de la movilidad, el Ayuntamiento ha programado 76 actuaciones, bastantes que el verano pasado, repartidas por todos los distritos. Así, los trabajos más importantes se harán bajo tierra y la palama se la llevará la renovación de la vía en la L1 del metro que afectará a nueve estaciones, entre el Clot y Fondo, del 29 de junio al 30 de agosto.

La teniente de alcalde Janet Sanz pidió disculpas y paciencia a los afectados. Después de las críticas vecinales al servicio alternativo que se ha diseñado, Sanz señaló que estarán "atentos a todas las disfunciones"para realizar "todas las correcciones necesarias". El consejero delegado de TMB, Enrique Cañas, admitió la dificultad de sustituir una línea como esta y ha explicado que, además de dos buses lanzadera, se reforzará la L5, la L9 y los buses del entorno afectado.

Así las cosas, Barcelona encara un verano con 76 obras, menos de las que tuvieron lugar el año pasado por estas fechas, "un año excepcional"en cuando a obra pública en la capital catalana, donde se llevaron a cabo 92 actuaciones, el mayor número de las programadas durante el primer mandato de la alcaldesa, Ada Colau. De hecho, la inversión municipal prevista también es menor que la del año pasado, 18,5 millones de euros, frente a los 26,9 del verano de 2018.

Además de la actuación en la L1, este verano se interrumpirá también la circulación en la L2, entre las estaciones de Paral·lel y La Monumental, para mitigar las vibraciones que se generan en este tramo. El corte tendrá lugar del 29 de julio al 2 de septiembre. En la L5, la estación de Pubilla Casas quedará sin servicio todo agosto. Además, se renovarán las escaleras mecánicas de Jaume I (L4) y Vallcarca (L3). El funicular de Vallvidrera se cortará del 21 de julio al 2 de septiembre para tareas de rehabilitación. En todos los casos están previstos autobuses lanzadera para paliar la afectación.

Entre las obras que tendrán más impacto, aunque este año será de corta duración, están las actuaciones de pavimentación en la Ronda de Dalt, entre las incorporaciones 7 y 9 (17/8-18/8) y en el Nudo de la Trinidad (la noche del 20 al 21 de julio) y las 8 pavimentaciones dentro de la ciudad, que suman 56.5521 metros cuadrados de calzada pavimentada.

Entre las obras de mayor envergadura, Sanz ha destacado la urbanización de la cobertura de la ronda de Dalt en Horta-Guinardó, que durarán hasta finales de septiembre, y las actuaciones de cambio de fase en las obras de los túneles viarios de las Glòries, que afectarán especialmente al tráfico rodado del 8 al 10 de agosto.